La Verdad

Esther López, en la tienda del Paseo de Alfonso XIII / J. M. R. / AGM

El CEEIC crea una bolsa para traspasar empresas que corren peligro de cierre

  • El Centro Europeo de Empresas de Innovación pone en contacto a industriales que quieren vender sus negocios con posibles compradores

Tan importante es montar nuevos negocios como mantenerlos. Con este fin, el Centro Europeo de Empresas de Innovación de Cartagena (CEEIC) ha puesto en marcha un servicio para poner en contacto a empresarios que quieren vender su negocio con posibles compradores, para así evitar el cierre y conseguir mantener los puestos de trabajo. Se trata de un sistema que nació en Cataluña y que ahora se ha trasladado a Cartagena por las posibilidades que ofrece.

El servicio fue implantado a principios de este año y a él ya se han adherido varios empresarios del municipio, entre ellos, Esther Sánchez, una madrileña de 42 años, que llegó a la ciudad hace tres y que ahora dirige la tienda de repostería personalizada Medusa's Cakes.

La Agencia de Desarrollo Local y Empleo del Ayuntamiento también tiene esta ayuda gratuita para quien la solicite. Junto al CEEIC (dependiente del Instituto de Fomento de la Región de Murcia), ha creado una bolsa de empresas, cuyos dueños quieren traspasarlas, por diferentes circunstancias: por jubilación, para dedicarse a otro sector o por falta de recursos para mantenerla.

Elaboración de dulces y tartas

Precisamente, Esther Sánchez se apoyó en la ADLE para conseguir dirigir lo que hoy es su empresa, dedicada a la elaboración de dulces y tartas decoradas con 'fondant'. La tienda está ubicada en el Paseo de Alfonso XIII, a la altura de la Plaza de Alicante. «Mi esposo tuvo que trasladarse a Cartagena por motivos laborales y mis hijos y yo le seguimos. Comencé a trabajar como responsable comercial de una empresa, pero mi ilusión siempre ha sido montar un negocio», confesó Esther Sánchez.

Y así lo hizo en febrero. Se enteró de que la anterior dueña de Medusa's Cakes, Audra López, traspasaba su negocio y decidió quedárselo. «Era la oportunidad que esperaba. Además, se trata de una empresa ya montada y con una plantilla de trabajadores ya formada. Solo había que continuar con el trabajo y darle un toque para mejorarla, que es lo que estoy haciendo ahora», contó la empresaria.

Su intención es expandirse y llegar algún día a convertir su idea en una franquicia. Confesó que, para ello, ya ha tenido ofertas de varios empresarios de España: «De momento, lo que quiero es ampliar las líneas de negocio y participar en eventos con mis creaciones y después ya veremos».

El objetivo de este servicio es que «no desaparezcan empresas consolidadas y rentables, como ha sucedido en muchas ocasiones. Lo que damos es una oportunidad a emprendedores que quieren adquirir negocios», según el responsable del Servicio de Apoyo a la Transmisión de Empresas del Info, José Manuel Osete. Se trata de un nuevo modelo de emprendimiento, el del «reemprendedor», dijo este técnico.

Marca y trabajadores

De esta forma, el nuevo empresario asume menos riesgos al comprar una empresa en funcionamiento que al montar una de la nada. «El emprendedor juega con ventaja porque adquiere la marca, los trabajadores, el local, la maquinaria, una cartera de clientes y una relación de confianza con proveedores y transportistas», aseguró José Manuel Osete.

Además de facilitarles la información de los negocios que se encuentran en la bolsa de empresas, el CEEIC ayuda a los interesados en todos los trámites administrativos. Además, les da «asesoramiento laboral y fiscal hasta que finalmente consiguen mantenerse por si solos», afirmó la responsable de Área y empleo de la ADLE, Rosa Sala.