Cárcel por arrollar a tres guardias cuando huía de un control

El condenado trató de escapar en una furgoneta en la que transportaba 350 kilos de mandarinas de dudosa procedencia

EFEMURCIA

La Audiencia Provincial ha confirmado los 17 meses de prisión que un juzgado de lo Penal de Murcia impuso en enero de 2015 a un conductor que arrolló a tres agentes de la Guardia Civil. Según recoge la sentencia, estos le habían perseguido al huir de un control cuando transportaba un cargamento de 350 kilos de mandarinas «de dudosa procedencia».

Los hechos ocurrieron el 2 de abril de 2012 en la Vereda del Campillo de Murcia cuando el acusado, en compañía de otro individuo que se encuentra en paradero desconocido, conducía un coche propiedad de su expareja, pese a que carecía del carné «por no haberlo obtenido nunca».

Según recoge la resolución de la Audiencia Provincial de Murcia, cuando los agentes del Instituto Armado le dieron el alto en un control, el ahora condenado hizo ademán de detenerse, pero lo que finalmente realizó fue dar la vuelta y huir, estrellándose poco después contra un coche oficial que le cerraba el paso. Durante esos hechos, lesionó a tres agentes, que resultaron con heridas de distinta consideración, además de que el vehículo oficial sufrió desperfectos.

La sentencia, ahora confirmada, condenó al acusado a cinco meses de prisión por un delito de conducción sin permiso y a tres penas de cuatro meses de cárcel cada una por otros delitos de lesiones imprudentes.

Temas

Murcia

Fotos

Vídeos