Cárcel a un argelino que asumió el cobro de 600 euros a sus compatriotas por viajes en patera

EFEMURCIA

Un argelino ha reconocido ante la Audiencia Provincial de Murcia que promovió la inmigración clandestina con ciudadanos que eran trasladados desde su país hasta España. El tribunal, tras un acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía y su defensa, le impuso dos años de prisión por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

De acuerdo a ese pacto, la sala declara como hechos probados que el acusado era el encargado de conducir la embarcación en la que se realizaban los viajes. Otra persona era la que se ocupaba de captar a inmigrantes de aquel país, a cada uno de los cuales cobraban alrededor de 600 euros.

Los hechos fueron descubiertos el 6 de octubre de 2011, cuando la embarcación fue detectada a unas seis millas de las costas de Cartagena. El barco, según relata la resolución, apenas tenía capacidad para cinco o seis personas, cuando en realidad transportaba catorce argelinos cuando fue descubierta. Tampoco contaba con ningún elemento de seguridad, como chalecos salvavidas, bengalas o balizas de señalamiento, pese a que el trayecto superaba los 200 kilómetros.

La sala tiene en cuenta, al fijar la condena, la atenuante de dilaciones indebidas como muy cualificada, debido al retraso que ha registrado el procedimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos