Más capacidad para pruebas y menos burocracia

La implantación de la receta electrónica supuso un gran alivio para los profesionales. «La demanda de consultas bajó entre un 10% y un 15%, porque con esta herramienta los pacientes se ahorran muchas visitas», explica Pedro Pérez, médico de familia en Vistalegre-La Flota. Sin embargo, «seguimos ocupados con demasiada burocracia», como «informes para la Inspección Médica, redacción de interconsultas y pruebas complementarias», señala Bernardina Tudela, presidenta de la Smumfyc. Los profesionales aspiran a una menor burocracia y a una mayor capacidad resolutiva. Por eso es mayoritariamente bien recibida la llegada de ecógrafos a los centros de salud, una medida anunciada recientemente por el SMS. «Es algo que ya se ha hecho en el resto de comunidades, ¿por qué aquí no?», se pregunta Pedro Pérez.

«No se trata de entrar en el campo de los radiólogos, si no de utilizar una herramienta más para beneficio de nuestros pacientes», subraya. Mario Soler, presidente de la Asociación en Defensa de la Sanidad Pública (ADSP) también se muestra partidario. «Va a evitar muchas derivaciones, adelantando diagnósticos», explica. Pero, para alcanzar esa mayor capacidad de resolución, se necesita mejorar también la coordinación con los hospitales, apunta Pedro Pérez. «La comunicación telemática entre profesionales aún no es una realidad, y debería serlo», advierte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos