La Verdad

Cámara de Comercio de Murcia

La ropa de nueva temporada impulsa los precios al alza

  • Las principales previsiones indican una tendencia a la moderación de la tasa general del IPC en el conjunto del año, en condiciones de estabilidad de los precios de la energía

Como es habitual en este mes, los precios han subido. Concretamente el Indice de Precios al Consumo en la Región de Murcia (IPC) ha aumentado un 1,3 por ciento durante el pasado mes, con una intensidad que está en la línea de los últimos años (+1,2 de media en los cinco años previos).

De esta forma, la tasa interanual en la Región aumenta 3 décimas hasta situarse en el 2,3 por ciento, quedando por debajo de la media nacional (2,6 por ciento).

Esta evolución ha estado condicionada por la nueva temporada primavera-verano, que impulsa al alza el grupo de vestido y calzado un 14,1 por ciento; así como por la incidencia de la Semana Santa y las Fiestas de Primavera en grupos como Ocio y Cultura (+1,9), donde suben los precios de los servicios turísticos; y Hoteles, Cafés y Restaurantes (+0,3). Asimismo, el incremento de los precios de los carburantes ha hecho subir el grupo de transporte (+0,6).

Por lo tanto, la variación del IPC durante el mes pasado supone un nuevo avance en la cosolidación de los niveles positivos de precios que se producen como consecuencia tanto de la evolución de la cotización del petróleo en el horizonte interanual, como por el dinamismo que está experimentando el consumo.

Por lo que respecta a la inflación subyacente, que no refleja los alimentos no elaborados ni los productos energéticos, el índice se sitúa en el 1 por ciento en nuestra Región, ampliándose el margen de convergencia con la tasa del índice general. Según las principales previsiones, esta diferencia indicaría la tendencia a la moderación de la tasa general en el conjunto del año, en condiciones de estabilidad de los precios de la energía.

El horizonte de la moderación de los precios opera en beneficio de la competitividad de las empresas murcianas, a lo que debería sumarse otros factores como el aumento de la eficiencia y la productividad, la apertura a los mercados exteriores, el acceso a la financiación y la incorporación de la cultura de la innovación.