Bernabé espera un aumento en la llegada de pateras con el buen tiempo

Inmigrantes trasladados al puerto de Cartagena en noviembre del año pasado./A. Gil / AGM
Inmigrantes trasladados al puerto de Cartagena en noviembre del año pasado. / A. Gil / AGM

Salvamento Marítimo asistió a 2.159 personas el año pasado, de las que 1.731 eran inmigrantes a bordo de 156 pateras. Aumentan, además, los rescates de embarcaciones deportivas

EFECartagena

El delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, prevé un aumento en la llegada de pateras a las costas murcianas con la llegada del buen tiempo, una vez que la situación en el norte de África «sigue exactamente igual» que el año pasado, cuando se produjeron varios episodios de llegadas simultáneas de estas embarcaciones.

En declaraciones a los medios durante el balance de Capitanía Marítima y Salvamento Marítimo en Cartagena durante 2017, Bernabé apuntó que es «previsible» que vuelva a haber un incremento en las salidas desde las costas argelinas y marroquíes de pateras con inmigrantes a bordo «buscando un futuro mejor».

El delegado del Gobierno incidió en que están preparados todos los dispositivos para detectar, interceptar y asistir a estos inmigrantes, y que fueron diseñados en varias reuniones posteriores a los episodios de salidas simultáneas de estas embarcaciones en otoño de 2017.

Bernabé presentó el balance de rescates durante 2017 de Capitanía Marítima y Salvamento Marítimo en la Región, que cuentan con 95 efectivos, y que lograron asistir a 2.159 personas, de las que 1.731 eran inmigrantes a bordo de 156 pateras.

Además, Capitanía Marítima realizó 2.471 despachos de mercancías y levantó 113 denuncias por infracciones leves y graves abiertas previamente por la Guardia Civil del Mar.

Por su parte, el Capitán Marítimo de Cartagena, Óscar Villar, resaltó el incremento detectado en las matriculaciones de embarcaciones el año pasado, con 192 nuevas altas frente a 146 bajas, y que en el caso de las motos náuticas alcanzó el 7% respecto a 2016, lo que supone, a su juicio, un indicador de la mejora de la economía en la Región.

Sin embargo, Villar alertó del incremento de rescates de embarcaciones deportivas, la mayor parte de los cuales ha achacado a negligencias, temeridad o desconocimiento de los usuarios de las mismas.

Así, incidió en que muchos de estas personas no tienen formación náutica o provienen de países donde no se exige titulaciones específicas para el manejo de estos vehículos, lo que provoca actuaciones arriesgadas o temerarias.

Villar puso el ejemplo del rescate en uno de los últimos temporales de viento de un extranjero de avanzada edad que practicaba windsurf, siendo localizado en plena madrugada por un helicóptero, cuyo coste es de 8.000 euros por hora de vuelo.

En este sentido, recordó que los convenios internacionales impiden a las autoridades españolas cobrar por el rescate de una persona en la mar, pero aclaró que los propietarios de las embarcaciones en situaciones de riesgo sí deben abonar el coste del remolque por parte de personal de Salvamento Marítimo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos