«El bebé no dejaba de llorar»

La Policía Nacional detiene a una menor de edad por abandonar a su hijo, de 20 meses, en un súper de Alcantarilla tras robar en la perfumería

JORGE GARCÍA BADÍA

Salió huyendo con los productos robados y abandonó en el supermercado a su bebé, de solo veinte meses, con una amiga menor de edad. Esta fue la rocambolesca situación con la que tuvo que lidiar el personal de un supermercado de Alcantarilla, situado en la plaza Bohemia. «La madre se marchó y el bebé no dejaba de llorar», relataba ayer desde el anonimato un empleado. «Me quedé muerto; es la primera vez que presencio un robo así».

La madre del pequeño también es menor de edad, tiene 17 años, y acudió al supermercado el 3 de noviembre, acompañada de una amiga, de 16 años. En las imágenes de las cámaras de seguridad aportadas a la Policía Nacional, se observa a la madre empujando el carrito por los pasillos del establecimiento y a su acompañante con el bebé en brazos.

«Estuvieron un rato dando vueltas antes de ir a la línea de cajas». Se pusieron en la cola y cuando era su turno, trataron de jugar al despiste con la cajera porque la chica de 16 años depositó unos productos y la joven de 17 años «se marchó de la cola con el carrito porque había olvidado una cosa». La madre del bebé se fue a la sección de perfumería, pero regresó sin nada y entonces la empleada le pregunto si podía mirar en el carro «porque vio que la chica hizo un gesto raro».

La madre del pequeño fue localizada horas después en Las Torres de Cotillas

Nada más terminar de hacer la pregunta, la joven puso pies en polvorosa: «Salió corriendo con el carrito y los productos que había robado; fue un espectáculo». En el supermercado se quedó la amiga, con el pequeño en brazos, que era un mar de lágrimas. El personal del establecimiento calmó al crío y solicitó ayuda a la Comisaría de Policía Nacional de Alcantarilla, que envió a una patrulla a la plaza Bohemia. «Los agentes se portaron muy bien; trataron de calmar a la chica». La menor no sabía qué hacer con el niño y estaba tan nerviosa que llegó a asegurar que «no conocía» a la madre del bebé que ella llevaba en brazos.

Teléfono fuera de cobertura

«Los agentes hicieron batidas por los alrededores para tratar de dar con la madre del niño, pero no la localizaron». La menor no solo no regresó al establecimiento a por su hijo, sino que además apagó el teléfono móvil. Después de dos horas de gestiones infructuosas, la Policía Nacional optó por ponerse en contacto con los padres de la otra chica, de 16 años, quienes acudieron a la tienda sin dar crédito a lo sucedido.

Con la información que los progenitores ofrecieron, los policías pudieron localizar al padre del bebé, un vecino de Las Torres de Cotillas, «bajo cuya custodia quedó el bebe», tal y como confirmó ayer la Jefatura Superior. Según ha podido saber 'La Verdad', la madre también reside en la localidad torreña y, tras hacer diversas indagaciones, los policías nacionales dieron con ella, procediendo a su arresto como presunta autora de un delito de abandono de menor.

Las diligencias han sido trasladadas a la Fiscalía de Menores. Por su parte, el supermercado no ha querido denunciar a la madre por el hurto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos