La batalla contra la expoliación permite recuperar 50.000 piezas arqueológicas

Parte de la cuantiosa colección de piezas arqueológicas y de paleontología halladas en Librilla./G. Civil
Parte de la cuantiosa colección de piezas arqueológicas y de paleontología halladas en Librilla. / G. Civil

La Guardia Civil investiga a 43 presuntos miembros de una red que habría ganado medio millón de euros vendiendo parte del patrimonio en internet

LA VERDADMURCIA

La batalla que la Guardia Civil lleva años librando contra la expoliación de los yacimientos de la Región da sus frutos. Y estos ya se cuentan por miles. Tres operaciones enmarcadas en el plan de defensa del patrimonio histórico español han permitido recuperar, en los últimos meses, alrededor de 50.000 piezas arqueológicas y paleontológicas que estaban en manos de 'piteros' (quienes rastrean los yacimientos con detectores de metales) o coleccionistas. Un tesoro, según precisaron fuentes del Instituto Armado, que en ocasiones es testigo de millones de años y que cuenta con «un valor incalculable».

El material recuperado en las operaciones 'Trilobito', 'Dupondio II' y 'Falcata' fue presentado en la mañana de ayer por el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, y el consejero de Cultura, Turismo y Medio Ambiente, Javier Celdrán, que aplaudieron la labor desarrollada por el Cuerpo. «A la Región le toca permanentemente la lotería con la actuación de la Guardia Civil», recalcó el delegado. Los objetos decomisados han sido depositados, para ser custodiados y analizados, en el Museo Arqueológico de Murcia.

Los agentes encontraron en tres casas de Librilla, cuyo dueño falleció hace poco, 20.000 objetos

Corales fosilizados

En la 'Operación Trilobito', uno de los golpes desarrollados por el servicio de patrimonio -con la colaboración de técnicos de la Comunidad- se pudo recuperar una espectacular colección de cerca de 20.000 piezas arqueológicas y de tipo paleontológico o fósil. Los agentes llegaron a ella tirando del hilo de una operación anterior y sus pesquisas les llevaron hasta la puerta de tres casas de Librilla. El propietario de esta amplia colección había fallecido recientemente y uno de sus familiares accedió voluntariamente a que los agentes registrasen las viviendas.

En el interior los guardias descubrieron piezas del Paleolítico y el Neolítico que podrían pertenecer a yacimientos de Lorca, Totana, Pliego y Librilla, Moratalla, Jumilla, Mula, Archena y Sangonera la Seca. Según explicaron fuentes de la Benemérita, el material fue expoliado en yacimientos, comprado o conseguido a base de trueque a lo largo de unas tres décadas.

La Guardia Civil también encontró piezas de tipo paleontológico o tipo fósil, entre ellos, erizos, bivalvos y bloques calizos con corales fósiles. Las fuentes destacaron que su estado de conservación era excepcional pese a su antigüedad.

La 'Operación Dupondio II', que aún sigue abierta, es otro de los éxitos en materia de defensa del patrimonio histórico. Hasta el momento se investiga a 43 personas por presuntos delitos de apropiación indebida, receptación y contrabando de bienes del patrimonio histórico y español tras realizar registros en casas de Abarán, Calasparra y San Fernando (Cádiz) en los que fueron hallados 15.000 objetos arqueológicos, miles de fragmentos cerámicos y 12.000 monedas antiguas.

El Instituto Armado cree que esta red de 'piteros' trabajaba recopilando piezas que, una vez adecentadas, eran ofertadas por internet y que podrían haber generado una ganancia de medio millón de euros. El 80% de las piezas vendidas tenía como destino Estados Unidos, Reino Unido y Japón. Tal y como precisaron las fuentes, el material podría haber generado a la red unas ganancias de medio millón de euros.

La 'Operación Falcata', que se llevó a cabo en Cartagena, permitió intervenir en una nave del polígono Cabezo Beaza hasta 2.000 piezas, entre ellas 1.400 monedas y varias artesanías -que se investiga si son de marfil-, además de un nutrido conjunto de armas. Este golpe se saldó con un detenido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos