Desde Barcelona hasta Cartagena... pasando por Madrid

La lentitud del viaje en tren desde Madrid a Cartagena por la falta de AVE se repite respecto a Barcelona. Los cerca de 640 kilómetros hasta La Manga, que en coche requieren unas seis horas, exigen emplear de 8 horas y 50 minutos a 11 horas y diez minutos cogiendo primero el tren y luego el bus urbano. A falta del Corredor Mediterráneo, la única conexión sin transbordos es el Talgo de las tres, que llega a las once menos cuarto de la noche a Cartagena. En una ruta donde todas las capitales de provincia, salvo Murcia, tienen AVE, se llega a La Manga a la una de la madrugada. La ruta más 'rápida', de casi nueve horas, es salir a las nueve de Barcelona en AVE hasta Madrid-Atocha (Renfe lo ofrece en su web), esperar al Altaria e ir en bus directo de la Línea 20. La palma se la lleva el servicio de las 12.50, donde, entre unas cosas y otras, uno tiene por delante 11 horas y 10 minutos. En este galimatías, cuando el Talgo de las doce llega a Murcia-El Carmen, el usuario tiene que bajarse y (aparte del posible disgusto) tomar el Media Distancia a Cartagena. Con transbordos en Valencia, Hellín y Cieza, según el caso, se van de nueve a diez horas... más el tiempo del urbano. Asimismo, para captar a turistas en el aeropuerto de Alicante-El Altet, La Manga lucha con que solo hay un bus diario: el de Globalia de las diez y cuarto, que arriba a la una y veinte de la tarde. También hay seis servicios de tres a tres horas y cuarenta minutos a Cartagena, y otros a distintas localidades del Mar Menor.

Fotos

Vídeos