BMN y Bankia aprueban la fusión que dará lugar al cuarto banco más grande

El presidente de BMN, Carlos Egea, ayer en la Junta de Accionistas de la entidad, celebrada en Madrid.
El presidente de BMN, Carlos Egea, ayer en la Junta de Accionistas de la entidad, celebrada en Madrid. / EFE

De la operación surgirá una entidad con 223.000 millones de euros en activos y más de ocho millones de clientes

LA VERDAD / AGENCIASMURCIA

Los accionistas de Bankia y BMN dieron ayer su aprobación, con amplia mayoría, a la fusión de ambas entidades, de la que saldrá la cuarta institución financiera del sector en España. Un gigante con unos activos totales superiores a 223.000 millones de euros, 2.515 oficinas y 8,2 millones de clientes. Bankia y Banco Mare Nostrum (BMN) celebraron sus juntas de accionistas de forma simultánea en Valencia y Madrid, respectivamente.

La asamblea de los accionistas de BMN fue la última que celebrará la entidad, dado que el próximo ejercicio ya formará parte del banco que preside José Ignacio Goirigolzarri. En ella, sus accionistas respaldaron el proyecto de fusión con Bankia con el 95% de los votos. Por su parte, los accionistas de Bankia dieron luz verde a dos propuestas del consejo de administración: la aprobación de la fusión y el nombramiento de Carlos Egea, presidente de BMN, como nuevo consejero externo de la entidad resultante.

El proyecto de integración fue defendido por Egea y Goirigolzarri, presidentes de ambas entidades, durante sus respectivas intervenciones en las juntas. Goirigolzarri apuntó que la transacción «abre claras oportunidades» porque «proporciona un incremento significativo de base de clientela y presencia en el mercado», algo que «debe traducirse en un mayor flujo de ingresos tanto en el capítulo de margen de intereses como en el de comisiones».

La integración estará completada en el segundo trimestre de 2018, «un objetivo muy ambicioso»

Una vez obtenido el visto bueno de los accionistas de las dos entidades, en las que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ostenta sendas participaciones superiores al 65%, el siguiente paso es la solicitud de las autorizaciones correspondientes a los reguladores y supervisores. Según comunicó el propio Goirigolzarri en la víspera de la celebración de la junta, está previsto que estas autorizaciones se obtengan en diciembre, de forma que la integración informática podría materializarse en el segundo trimestre de 2018. Es un objetivo «muy ambicioso» en comparación con los habituales periodos de integración de otras entidades en operaciones similares, destacó el presidente de Bankia.

La fusión se produce «en un momento adecuado» en el que la economía española crece «con brío», por encima de la media europea, la tasa de paro está bajando y se prevé un repunte de los tipos de interés durante el próximo año, subrayó.

Sobre los trabajadores de BMN, que pasarán a formar parte del equipo de Bankia, Goirigolzarri aseguró que tendrán que realizar «cierto esfuerzo personal» que se verá «compensado» por nuevas oportunidades. Goirigolzarri advirtió de que realizar un proceso de integración «modélico» es un reto en un escenario de competitividad en que la banca continuará afectada por el entorno de tipos bajos. Una vez finalizado el plan estratégico y el de reestructuración a finales de este año, «el único paso» que quedará para la normalización del proyecto de Bankia es su privatización.

El Estado, a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ya había apostado en marzo por la fusión de las dos entidades nacionalizadas, en las que tiene una participación del 65%.

Egea: «Formaremos parte de un proyecto de futuro»

El presidente de BMN, Carlos Egea, señaló ayer, en la Junta de Accionistas celebrada en Madrid, que la fusión con Bankia «maximiza el precio» de la entidad y le permite «formar parte de un proyecto de futuro, con una entidad solvente, eficiente y complementaria». Egea reconoció sentir «nostalgia» y «satisfacción» al mismo tiempo, e insistió en que esta operación representa «la alternativa más clara y con más valor para los accionistas». En su opinión, se trata de una «operación de valor con claro sentido industrial» que ha merecido una «buena acogida» por parte del mercado. Egea explicó que la fusión es la mejor opción para proteger los intereses de los accionistas, una conclusión que sacaron los responsables de la entidad después de analizar las diferentes formas que tenían de afrontar «los retos del nuevo y exigente marco regulatorio, supervisor y de mercado».

Temas

Bankia

Fotos

Vídeos