El TSJ avala la expulsión de un inmigrante por hacer de la droga «su medio de vida»

EFEMURCIA

La Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un inmigrante contra una sentencia. Esta respaldó la expulsión decretada por la Delegación del Gobierno porque, señalaba aquella, había hecho de la actividad ilícita «su medio de vida».

La sentencia ahora ratificada por el tribunal señalaba que la orden de expulsión, con la prohibición de regresar a España en los próximos cinco años, había sido acordada al haber sido condenado por un juzgado de Ceuta a la pena de tres años y un día de prisión por un delito de tráfico de drogas. La resolución judicial señalaba que el ahora apelante había sido sorprendido en mayo de 2015, en el embarque del puerto ceutí, cuando llevaba 5,2 kilos de hachís ocultos en el interior de la batería de su coche.

Un arraigo no probado

El juzgado, como hace ahora la Sala, consideró que la expulsión estaba ajustada a Derecho, ya que su presencia en el país suponía un peligro para el orden público.

La Sala dice que no consta que el apelante tenga arraigo social en España. Añade que aunque alega que su padre y un hermano viven aquí, los mismos aparecen empadronados en distintas ciudades, por lo que tampoco existe convivencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos