Los autores del doble crimen de Las 600 utilizaron al menos dos armas de fuego

Fotografías policiales de los tres miembros del clan de 'Los Gasolina' que se encuentran detenidos./LV
Fotografías policiales de los tres miembros del clan de 'Los Gasolina' que se encuentran detenidos. / LV

Los tres miembros del clan de 'Los Gasolina' pasan hoy a disposición judicial entre medidas de seguridad excepcionales

JOSÉ ALBERTO GONZÁLEZ y RICARDO FERNÁNDEZCartagena

Los tres miembros del clan familiar de 'Los Gasolina', sospechosos de haber participado el pasado miércoles en el doble asesinato del barrio de Las 600 de Cartagena, serán puestos hoy a disposición judicial entre excepcionales medidas de seguridad con el fin de evitar cualquier posible intento de atentar contra su integridad.

Fuentes próximas a la investigación admitieron ayer que los tres presuntos implicados, J.M.F., de 54 años; su hijo J.M.R., de 26 años, e I.M.F., de 37 años, hermano del primero y tío del segundo, fueron trasladados ayer a las dependencias de la Comisaría de Cartagena desde Madrid, donde se entregaron el pasado sábado. Oficialmente no se ofreció información alguna al respecto, ya que las autoridades policiales están especialmente preocupadas por la posibilidad de que puedan producirse incidentes con motivo del traslado de los tres detenidos al Palacio de Justicia.

De hecho, decenas de familiares del clan de 'Los Salgueros', al que pertenecían las dos víctimas mortales de 26 y 18 años, seguían ayer montando guardia en las inmediaciones del Hospital Santa Lucía. Allí todavía se recupera de sus lesiones un tercer tiroteado, de nombre Fermín, quien recibió un disparo en la zona lumbar.

Los sospechosos se han negado a declarar ante la Policía y hoy podrían hacer lo mismo ante el juez

Las investigaciones efectuadas por el Grupo de Homicidios de la Comisaría de Cartagena apuntan a que en el doble crimen se utilizaron al menos dos armas de fuego, aunque algunas fuentes indicaron que se baraja incluso que se hubiera empleado una tercera escopeta. Lejos de lo que en los primeros momentos se pensó, las armas fueron abandonadas por 'Los Gasolina' en el lugar de los hechos, la vivienda de la calle Cabrera de Las 600 desde la que en apariencia se realizaron los disparos.

Las escopetas habrían sido recuperadas por la Policía, por lo que el análisis de la munición empleada y la obtención de trazas de ADN y huellas dactilares podrían ayudar a conocer qué personas concretas pudieron empuñarlas y, con ello, el grado de participación de cada uno de los sospechosos del doble crimen.

Se niegan a declarar

Los tres presuntos implicados, que el sábado se entregaron en la Comisaría de Policía de Vallecas (Madrid) después de tres días huidos, se han negado a prestar declaración ante los agentes de ese cuerpo y hoy podrían mantener la misma actitud frente al titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Cartagena, que es el encargado de instruir las diligencias. El hecho de que se haya declarado el secreto de sumario hace que no se pueda descartar que sus letrados defensores les aconsejen no responder a las preguntas del magistrado ni del fiscal -siempre según las fuentes señaladas-, ya que no se conocen los cargos concretos ni las pruebas que habría contra cada uno de 'Los Gasolina'.

Lo que se da por seguro es que son prácticamente nulas las posibilidades de que pueda producirse hoy un enfrentamiento entre los miembros de los dos clanes rivales, ya que todos los integrantes de 'Los Gasolina' han dejado Cartagena y se han debido de refugiar en casas de familiares, en muchos casos fuera de la Región. Pese a ello, la Policía va a extremar hoy las medidas de seguridad durante el traslado de los tres sospechosos al juzgado, a cuyas puertas no se descarta que puedan concentrarse miembros de 'Los Salgueros'.

Aunque todavía quedan flecos por cerrar, se da por cierto que la disputa mortal se desencadenó después de que una chica de 16 años, perteneciente a la familia de 'Los Gasolina' hubiera abandonado a su pareja en Alicante y regresara a casa de sus padres en Las 600 junto con el hijo común de 15 meses.

Cuando los parientes de su exmarido acudieron a Cartagena para reclamar su retorno, se produjo una discusión que desembocó en el tiroteo que acabó con dos fallecidos.

Más información

Fotos

Vídeos