La autopista Cartagena-Vera aumenta su tráfico un 7,9% tras ser 'rescatada'

Tres vehículos en una estación de peaje de la autopista Cartagena-Vera. /P. Martínez / AGM
Tres vehículos en una estación de peaje de la autopista Cartagena-Vera. / P. Martínez / AGM

El Ministerio de Fomento asumirá el mes que viene la gestión de la vía junto a otras nueve carreteras, aunque el conductor no notará cambios en la tarifa

EP MURCIA.

La autopista Cartagena-Vera, que pasará a manos del Ministerio de Fomento el mes que viene, elevó su intensidad media diaria de tráfico un 7,9% en los dos primeros meses del año, con 3.042 usuarios. El aumento del tránsito de vehículos está en consonancia con el del resto de autopistas de peaje en quiebra ya 'rescatadas' por el Ministerio, que elevaron su tráfico entre un 4,08% y un 9,63% en enero y febrero en comparación a los mismos meses del año anterior.

El conjunto de las nueve vías que Fomento terminará de asumir en las próximas semanas saldaron los dos primeros meses de ejercicio con alzas en el número de usuarios, en su mayoría por encima del incremento medio del 4,4% que registró toda la red de vías de pago.

Las autopistas inician así al alza el ejercicio tras encadenar en 2017 su cuarto año consecutivo de aumento en el número de usuarios, según la estadística de Fomento. Aunque la autopista Cartagena-Vera cambia de gestión el mes que viene en pleno 'subidón' del tráfico diario, los usuarios no notarán cambio alguno en las tarifas.

La radial R-4 Madrid-Ocaña, la primera que 'rescató' el Ministerio, cerró febrero con un tráfico de 3.971 vehículos diarios, un 9,63% más. La radial R-2 Madrid-Guadalajara, que Fomento gestiona desde el 1 de marzo, registra unos 5.288 usuarios al día, un 8,58% más. De otro lado, la AP-36 Ocaña-La Roda, la vía que Fomento asumió el pasado 15 de marzo, contabiliza 1.653 vehículos diarios, un 4,08% más que hace un año.

La M-12 Eje Aeropuerto, la que une Madrid y Barajas, se mantiene como la vía 'quebrada' con más usuarios, con una media de 21.455 al cierre de febrero, un 4,7% más que un año antes. Por el contrario, la AP-41 Madrid-Toledo es la que menos coches registra, unos 1.008 al día, pese a que es la que más disparó el tráfico al comienzo de este año, un 14,5%.

El incremento de los tráficos en estas vías constituye un factor que podría atraer a los inversores cuando Fomento las saque a concurso para volver a ceder su explotación a empresas privadas. El Ministerio confía en lograr hasta 1.000 millones de euros con este proceso, con el fin de amortiguar así parte del importe que pagará a los actuales concesionarios de las vías por la inversión que realizaron en su construcción. En la actualidad, estas carreteras soportan una deuda de 3.200 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos