El automovilista que huyó tras arrollar a un hombre y su hija se entrega a la Policía

Restos de sangre en el lugar del accidente, en la calle Doctor Marañón de Fuente Álamo.
Restos de sangre en el lugar del accidente, en la calle Doctor Marañón de Fuente Álamo. / S. S.

El arrestado, un ecuatoriano vecino de Fuente Álamo, confiesa a los agentes que había bebido

S. SÁNCHEZFUENTE ÁLAMO

El dispositivo para dar con el conductor que se fugó, la madrugada de ayer, tras arrollar a un hombre y a su hija de 7 años, en Fuente Álamo, dio anoche sus frutos. El automovilista fue localizado por teléfono móvil y se presentó en el cuartel de la Policía Local para entregarse. Se trata de un ecuatoriano, de mediana edad y vecino de ese municipio, que hoy será puesto a disposición judicial. En su declaración ante los agentes confesó que había bebido y que no se dio cuenta del atropello, según fuentes ligadas a la investigación.

La Policía Local y la Guardia Civil disponían de tres pistas esenciales para tratar de dar con este automovilista. El atropello se produjo cuando ambos se bajaban de su automóvil en una amplia calle del centro urbano, de doble sentido, y con zona de estacionamiento libre señalizada.

Para localizar al hombre que iba al volante de este automóvil, los investigadores contaban con el número incompleto de la matrícula del mismo -de las antiguas, y que comienza por MU-. Además, según pudo saber 'La Verdad', conocían también el modelo y color del coche: un Seat Ibiza rojo de segunda generación -los matriculados entre 1991 y 1995-. La declaración de algunos testigos les permitió desvelar, además, los rasgos faciales del conductor, de origen suramericano.

Los investigadores creen que circulaba a gran velocidad y que no se percató de que se llevaba por delante a los familiares La mujer y madre de los heridos, que estaba junto a ellos, asegura que el conductor no dudó y continuó la marcha

La Policía Local logró hacer una reconstrucción de los hechos tras escuchar el relato de la testigo principal del atropello: la mujer del hombre arrollado y madre de la niña que ambos tienen en común. Los agentes también visionaron ayer las grabaciones de las cámaras de seguridad de los establecimientos de la zona en busca de pistas.

Tras estas indagaciones, según explicaron fuentes cercanas al caso, la conclusión principal es que el Ibiza circulaba a alta velocidad y el conductor ni siquiera se percató de que se llevó por delante a las dos personas tras cambiar repentinamente al carril izquierdo de la calzada. Así, los agentes han constatado que no hay huellas de frenada en el asfalto y el coche no hizo señal alguna de detenerse tras atropellar a las víctimas, extremo este que corroboró la propia mujer.

El atropello tuvo lugar en la calle Doctor Marañón, momentos antes de que, supuestamente, fuese a doblar hacia la calle Manuel de Falla, cuando invadió el carril contrario y se llevó por delante a padre e hija, quienes se bajaban de su coche tras estacionar correctamente en la zona habilitada de la calle.

El suceso fue contemplado por la mujer, que en ese instante se disponía a abandonar el vehículo, pero todavía sin abrir la puerta. En su posterior declaración a la Policía, comentó las características del vehículo y los rasgos del conductor, «de origen suramericano». Según su relato, el conductor ni siquiera dudó sobre las consecuencias de su acción y continuó la marcha.

La familia es de nacionalidad colombiana, pero residente en Fuente Álamo. Al lugar se movilizaron ambulancias con personal sanitario de la Gerencia de Urgencias y Emergencias Sanitarias del Servicio Murciano de Salud. Tras ser estabilizados, ambos fueron trasladados al Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. Inicialmente su estado se valoró como grave, pero, según precisaron fuentes sanitarias, la pequeña, de siete años, fue ingresada en el área de hospitalización infantil con pronóstico leve. Su padre, que fue asistido en Urgencias, recibió el alta ayer mismo.

En el primer semestre de este año, seis peatones han muerto arrollados en las carreteras de la Región, de acuerdo a los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico. La cifra es la misma que dejó el primer semestre del pasado año.

Fotos

Vídeos