La Audiencia ordena repetir el juicio contra unos okupas porque no se les localizó

EFEMURCIA

La Audiencia Provincial de Murcia ha anulado un juicio y la correspondiente sentencia de un juzgado de instrucción de Totana. Este condenó al pago de una multa de 720 euros a un hombre y una mujer al considerar que ocuparon tres viviendas ubicadas en el municipio y que defraudaron unos 16.300 euros en consumo de agua y luz.

La resolución ordena al Juzgado de Instrucción número 1 de Totana repetir la vista oral al entender que no agotó las posibilidades que tenía a su alcance para localizar a los acusados y evitar así que se celebrara sin su presencia. Sobre ese extremo, el tribunal dice que la Policía Local de Totana comunicó al juzgado que las gestiones que había llevado a cabo para dar con el paradero de los denunciados y entregarles la citación para la vista oral habían resultado infructuosas.

También señalaron que la mujer se había dado de baja en el padrón por su traslado a Las Torres de Cotillas. Ante esta situación, dice la Audiencia en su resolución, el juzgado debió agotar las pesquisas para conocer sus paraderos, para lo que pudo oficiar en ese sentido a la Policía con el fin de que fueran citados en debida forma. La sentencia, que ahora se deja sin efecto, declaró probado que los integrantes de la pareja se encontraban ocupando en junio de 2014 tres viviendas de un edificio propiedad de una constructora y, después, del Banco Sabadell. También consideró probado que mediante conexiones ilegales a la red de agua potable y a la de electricidad hicieron consumos por 16.300 euros.

Fotos

Vídeos