La asociación Huerta Viva pide la anulación de la autovía del Reguerón

La zona del Reguerón, a la altura de Santo Ángel. / Huerta Viva

La agrupación considera que es innecesaria y su construcción supondrá un gran impacto ambiental, paisajístico y social, además de una nueva barrera para las pedanías del sur

LA VERDADMurcia

La asociación Huerta Viva se reunió con todos los grupos de la Asamblea Regional (Unidos Podemos, Ciudadanos, PSOE y PP) para explicarles que la autovía del Reguerón es innecesaria y su construcción supondrá un gran impacto ambiental, paisajístico y social, además de una nueva barrera para las pedanías del sur.

Para Huerta Viva, "no se puede hablar de conservación de la huerta de Murcia y, a la misma vez, aprobar la realización de infraestructuras que fraccionan este territorio agrario milenario, destruyen miles de metros de suelo fértil y expulsan de sus tierras a muchas personas".

Infraestructuras como la autovía del Reguerón quedaron recogidas en el Plan General Urbano del 2001 cuando la conservación de la Huerta no era una prioridad. Han pasado 17 años y, a juicio de la asociación, es un plan desfasado y muy alejado de los nuevos conceptos de ordenación territorial, donde el urbanismo y las infraestructuras deben ser respetuosas con el entorno rural al ser éste un elemento fundamental en la calidad de vida, las señas de identidad y una importante despensa de alimentos para la población.

Desde Huerta Viva se explicó a los representantes de los partidos que la autovía del Reguerón es innecesaria, ya que únicamente va a servir de conexión entre El Palmar y Zeneta con una única salida en Beniaján, y para eso ya está proyectada la Costera Sur que circula paralela al Reguerón y que conecta todas las pedanías.

La autovía del Reguerón no tiene ninguna demanda social, de hecho, su continuidad hacia la Vega Baja fue anulada ante la oposición de las poblaciones que atraviesa. A pesar de ello, desde el Ministerio de Fomento se esté dando impulso a esta obra mientras la Costera Sur, que sí tiene una demanda social, se encuentra paralizada.

Huerta Viva propone la anulación del tramo de autovía entre El Palmar y Beniaján, y que el tramo hasta Zeneta que se encuentra en construcción se convierta en la continuidad de la Costera Sur. De esta forma se ahorraría el gasto de una gran cantidad de dinero público que podría destinarse a otros proyectos más necesarios como el Arco Norte. La construcción del Arco Norte ayudaría a descargar la A7 a la altura de la UMU y la autovía a Cartagena a su paso por Murcia, siendo entonces más innecesaria la construcción de la autovía del Reguerón. La anulación del tramo de autovía entre Beniaján y El Palmar podría utilizarse para el trazado de una vía verde de gran interés paisajístico y ambiental al encontrarse junto al Reguerón y con vistas a la huerta y al parque natural de El Valle-Carrascoy.

Por otro lado, la denominada 'autovía del bancal' entre Zeneta y Santomera supone la destrucción de una gran superficie de huerta tradicional bien conservada, la expropiación de tierras y viviendas, y la creación de una nueva barrera que dificultaría la movilidad de los habitantes de la zona y la actividad agrícola.

Huerta Viva propone como alternativa optimizar y desdoblar la actual carretera RM 303, de forma que se aproveche el vial ya existente destruyendo el mínimo suelo de huerta y mejorando los cruces con otros viales como la carretera de El Raal hacia Beniel. Este trazado reduciría el coste a menos de la mitad de lo que está presupuestada la autovía, menos expropiaciones y un menor impacto que podría ser suavizado con medidas de integración ambiental y paisajística.

Fotos

Vídeos