La asociación CATS atendió en 2017 a 1.800 trabajadoras sexuales en la Región

La organización pide una regulación de los derechos sociales de estas mujeres ya que se encuentran en una situación de «alegalidad»