Una aseguradora tendrá que pagar al no demostrar que el cliente ocultó un trasplante hepático

EFEMURCIA

Una compañía aseguradora deberá hacer frente al pago de un préstamo que quedaba bajo la cobertura de un seguro de vida suscrito con un paciente. Todo ello al no demostrar que este le ocultara deliberadamente que, años antes de la suscripción de la póliza, se había sometido a un trasplante hepático, tal y como recoge una sentencia de la Audiencia Provincial.

El fallo desestima el recurso que esta aseguradora presentó contra la sentencia dictada por un juzgado de Primera Instancia, que estimó la demanda presentada por la viuda del asegurado en nombre propio y en el de su hijo menor de edad. La resolución judicial, ahora confirmada por la Audiencia, condenó a la compañía de seguros a aplicar la suma de 6.500 euros al pago de los préstamos hipotecarios que el fallecido tenía contratados con una entidad de ahorros, al haber producido el riesgo asegurado por la póliza del seguro de vida que había sido contratado en noviembre de 2009.

La Sala justifica la desestimación del recurso porque la apelante no ha demostrado que el asegurado actuara de mala fe al no hacer constar aquella circunstancia cuando firmó la póliza. Y añade que el empleado de la entidad de ahorros, al declarar como testigo, expuso que no se exigió al asegurado ninguna documentación médica ni se practicó reconocimiento médico alguno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos