La Asamblea exige medidas cautelares en todos los colegios de la Sierra Minera

Obras en el colegio del Llano del Beal. /A. Gil/ AGM
Obras en el colegio del Llano del Beal. / A. Gil/ AGM

Reclama un plan preventivo como el aplicado en el Llano del Beal para evitar riesgos en suelos «potencialmente contaminados»

LA VERDADCARTAGENA

El Gobierno regional deberá poner en marcha medidas preventivas en centros escolares, zonas de recreo comunes e inmediaciones de antiguos pantanos mineros o suelos potencialmente contaminados de las poblaciones de la Sierra Minera de La Unión-Cartagena. Así lo pidieron ayer de forma unánime los grupos parlamentarios en la Asamblea Regional, que aprobó una moción en la que solicitan al Consejo de Gobierno que adopte medidas cautelares en los centros escolares cercanos a las inmediaciones de las 88 balsas mineras de la sierra, tal y como se ha hecho con el colegio público del Llano del Beal. En ese centro se han asfaltado las zonas de tierra y mejorado los aislamientos después de que un estudio de la Dirección General de Medio Ambiente confirmara que no existe riesgo para la salud de los alumnos, siempre y cuando se les impida el acceso a las zonas no asfaltadas del recinto. En esos lugares se han detectado niveles elevados de plomo y arsénico con potencial «tanto tóxico como cancerígeno», pero solo si hay un contacto directo.

El Pleno aprobó un texto de Podemos que incorpora enmiendas de otros grupos, en el que se contempla que se preste especial atención a tres centros públicos de La Unión: el Instituto Sierra Minera y los colegios del Garbanzal y Santiago Apóstol de Portmán.

La Cámara reclamó el cumplimiento del Real Decreto 97/2005 para la declaración de suelos contaminados por la actividad minera en la Sierra de La Unión-Cartagena, y solicitó la redacción de un plan de intervención sobre estas parcelas y las antiguas balsas mineras para su restauración ambiental y descontaminación, en el cual la actual empresa propietaria, Portmán Golf, debe asumir su responsabilidad e implicación.

La moción reclama actuaciones en las ramblas de la diputación cartagenera del Beal, por las que se arrastran residuos mineros que afectan a los habitantes de la zona y llegan hasta el Mar Menor, así como la elaboración urgente de un plan regional de restauración ambiental de suelos afectados por la minería.

Formación a los pediatras

En el plan deben definirse, según la Cámara, todas las acciones y medidas necesarias para alcanzar la restauración ambiental, así como una valoración económica, un calendario de implantación y la definición de los ámbitos competenciales de todos los organismos afectados. Abrir espacios a la participación social en la salud comunitaria en las poblaciones de la Sierra Minera, formación específica a los pediatras de la zona sobre afecciones por contaminación de metales pesados y el desarrollo de una agenda de salud ambiental escolar para convertir a los niños en agentes promotores en la materia son otras peticiones del hemiciclo.

El distrito minero de Mazarrón también fue objeto de debate en la Asamblea, que aprobó una moción del PSOE en la que se pide al Ejecutivo la anulación del concurso público convocado para explotar el coto de San Cristóbal-Los Perules. La iniciativa contempla la urgente instrucción por la Consejería de Cultura del expediente que obligue a los dueños de los terrenos a evitar el expolio de este paraje, además de la redacción de un plan director del coto minero.

Fotos

Vídeos