El arranque de año deja otro repunte, de un 37%, en las muertes en carretera

De los once fallecidos en accidentes este 2018, siete no utilizaban el cinturón de seguridad

Alicia Negre
ALICIA NEGREMurcia

Las carreteras murcianas han empezado 2018 con el mismo mal fario que cerraron el pasado año. Desde el 1 de enero hasta el domingo 4 de febrero, once personas se dejaron la vida sobre el asfalto de la Región, tres más que en el mismo periodo del año anterior. Con este nuevo repunte, de un 37,5%, la siniestralidad continúa una tendencia al alza que ya inició el pasado año -cuando se disparó un 27%- y que, reconoció el delegado del Gobierno, Francisco Bernabé, despierta preocupación.

Bernabé presidió ayer, junto a la jefa provincial de Tráfico, Virginia Jerez, la primera reunión de una subcomisión provincial de educación vial que se ha creado a propuesta del Ministerio de Interior. El objetivo de este grupo es fomentar la colaboración entre administraciones y diferentes organizaciones públicas y privadas para debatir y diseñar acciones que incrementen la educación vial. «No nos podemos quedar impasibles ante esta situación», insistió el delegado.

El principal problema en este primer mes del año se ha concentrado principalmente en las carreteras interurbanas, donde fallecieron nueve de las once víctimas. La siniestralidad, en estas vías, aumentó un 50%. Las vías convencionales, como viene siendo habitual de un tiempo a esta parte, siguen llevándose la palma, concentrando siete de los fallecidos. En estas carreteras, además, se registraron 45 accidentes con víctimas, un 29% más. En este periodo, de acuerdo a los datos facilitados por la Jefatura Provincial de Tráfico, diez personas resultaron heridas de gravedad -un 43% más- y hasta setenta padecieron lesiones leves -un 40% más-.

Jerez apuntó a las distracciones y los excesos de velocidad como principales factores detrás de este nuevo incremento de la siniestralidad. «El factor humano sigue estando presente», remarcó. La jefa provincial volvió a pedir a los ciudadanos «esa responsabilidad compartida» para tratar de atajar la sangría en las carreteras murcianas.

Otro de los datos llamativos que Tráfico puso encima de la mesa es relativo a las medidas de seguridad. Según reveló, siete de los once fallecidos en este primer mes del año no usaban el cinturón de seguridad.

La cifra de radares se dobla

En los últimos seis años, la plantilla de radares desplegada en las carreteras murcianas se ha doblado. Así se desprende de los datos facilitados por el Gobierno en respuesta a una pregunta parlamentaria socialista, recogida por Europa Press y realizada por el diputado Miguel Ángel Heredia, en la que el Ejecutivo desglosa por provincias el número de estos medidores instalados en los últimos seis años. Si en 2011, la comunidad contaba con siete cinemómetros, el pasado año la cifra alcanzaba ya los 14. Las carreteras españolas tienen repartidos más de 400 aparatos para controlar los excesos de velocidad.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos