Arrancan los ensayos para paliar el ruido en las carreteras regionales

Pantallas acústicas frente al colegio José Castaño, en el barrio de la Seda. / E. Botella

La Comunidad elabora un mapa para localizar las zonas más expuestas y planificar la instalación de pantallas acústicas, la aplicación de asfalto antirruido y reducciones selectivas de velocidad

EPMURCIA

La Consejería de Fomento e Infraestructuras ha iniciado los ensayos para controlar el ruido en las carreteras regionales. El objetivo es prevenir, evitar y reducir al máximo el ruido ambiental y las afecciones ocasionadas por el tráfico diario que se da en determinadas carreteras y la velocidad que se alcanzan en ellas.

El director general de Carreteras, José Antonio Fernández Lladó, supervisó las labores que se están desarrollando en un tramo de 800 metros de la autovía de la RM-1 (San Javier-Zeneta) como método para comprobar que los resultados obtenidos mediante simulación coinciden con los resultados de los ensayos en campo.

Este estudio es posible gracias a un convenio entre la Consejería y la Asociación Empresarial de Investigación Centro Tecnológico de la Construcción de la Región de Murcia (CTCON), que permitirá realizar mapas estratégicos de ruido en la red regional de carreteras que soportan una mayor circulación.

"Queremos examinar la intensidad sonora existente en tramos específicos de la vía y en un período determinado", explicó el director, que indicó que su utilidad es determinar el grado de exposición de la población al ruido ambiental con el fin de elaborar planes de acción que ayuden a prevenir y a minimizar ese efecto y molestias sobre la población y su repercusión en el medio ambiente.

Fernández Lladó precisó que, de acuerdo con el convenio con CTCON, se realizarán los mapas de ruidos en 26 tramos que pertenecen a 22 carreteras de la red regional que superan una intensidad media de tráfico de tres millones de desplazamientos de vehículos, con una longitud total de 202,4 kilómetros.

Asimismo, se implementarán medidas correctoras como la instalación de pantallas acústicas antirruido y barreras verdes entre vías y zonas residenciales, la aplicación de asfalto antirruido y la reducción de la velocidad.

Con los mapas de ruido se examinará la circulación diaria de vehículos por una vía, teniendo en cuenta la tipología (turismos o pesados), la franja horaria, la velocidad media de circulación y la permitida en el tramo, el tipo de circulación (fluida, acelerada) y el pavimento, entre otros elementos.

Fotos

Vídeos