Apartan al anestesista que atendió al joven que murió en una operación en San José

Manuel Villegas, consejero de Salud. /Edu Botella / AGM
Manuel Villegas, consejero de Salud. / Edu Botella / AGM

Salud cierra los quirófanos de la clínica San José de Alcantarilla a la espera de analizar si se cumplen los protocolos

Javier Pérez Parra
JAVIER PÉREZ PARRAMurcia

La Consejería de Salud mantiene desde el lunes cerrados los quirófanos de la clínica San José de Alcantarilla, a la espera de analizar si se cumplen los procedimientos y protocolos de seguridad y calidad fijados en la normativa y en el concierto con el Servicio Murciano de Salud (SMS). Las derivaciones quirúrgicas desde la sanidad pública a este hospital se interrumpieron el pasado viernes, como ya informó 'La Verdad'. Pero, además, desde esta semana están también suspendidas las intervenciones a pacientes de seguros privados.

El consejero de Salud, Manuel Villegas, explicó este martes que la decisión de paralizar por completo la actividad en los quirófanos se ha tomado a la espera de que la Inspección reciba toda la documentación requerida tras el fallecimiento, el pasado 21 de febrero, de un paciente de 29 años que sufrió una parada cardiorrespiratoria durante una operación ambulatoria (la extirpación de un quiste en el tobillo). Cuanto la clínica aporte los datos que le ha pedido la Inspección, «probablemente pueda intervenir a sus pacientes privados», añadió el consejero.

Fuentes de la clínica San José aseguran que la orden de cierre de los quirófanos llegó «el viernes por la noche», con lo que la actividad ha quedado interrumpida esta semana. «La Inspección nos ha solicitado documentación que ha sido enviada esta misma mañana», explicaron estas fuentes.

La dirección del centro ha apartado además temporalmente al anestesista que intervino en la operación que derivó en la muerte de José Manuel González, de 29 años. «La medida se ha tomado desde el más escrupuloso respeto a la instrucción de la Consejería», explican fuentes de San José.

A la espera de la Inspección

El Servicio Murciano de Salud (SMS) está a la espera de las conclusiones de la Inspección, que abrió un expediente tras producirse los hechos. El joven entró en el quirófano el pasado 9 de febrero para someterse a una sencilla operación ambulatoria con anestesia local: la extirpación de un ganglión (un quiste) en el tobillo. Por razones que se desconocen, sufrió una parada cardirrespiratoria durante la intervención. Fue trasladado a la UCI del Reina Sofía, pero la situación era ya irreversible y terminó falleciendo el 21. El caso saltó a los medios después de que la familia acudiese a la manifestación de la Marea Blanca, el jueves pasado, para denunciar lo que consideran una clara negligencia médica. «Si José Manuel hubiese sido intervenido en un hospital público, con medios adecuados y una UCI, esto no habría ocurrido», lamentaba Pedro González, su padre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos