Anulan la sentencia que condenó a un profesor de la UMU por su actuación en un concurso

La Audiencia Provincial de Murcia condenó a Francisco R.J. como autor de un delito de infidelidad en la custodia de documentos

EFEMurcia

El Tribunal Supremo (TS) ha revocado la sentencia de la Audiencia Provincial de Murcia que condenó a 9 meses de prisión, multa de 1.050 euros y 2 años y 3 meses de inhabilitación con pérdida de la condición de funcionario a un profesor de la Universidad de Murcia (UMU) por su actuación en el concurso convocado para cubrir una plaza docente.

La sentencia del tribunal murciano condenó a Francisco R.J. como autor de un delito de infidelidad en la custodia de documentos y lo absolvió del de falsedad por el que también había sido juzgado. Ahora, la Sala Segunda del Alto Tribunal revoca la sentencia y señala que este profesor tampoco cometió el delito por el que fue condenado hace ahora casi un año.

Documento

La acusación particular, ejercida por la institución docente, atribuyó al acusado la comisión de ambos delitos al considerar acreditado que actuó de forma ilegal cuando como director del departamento que convocaba la plaza, el de Educación Física, prevaloró los méritos de los tres aspirantes al concurso. Señaló que se aprovechó de esta situación para manipular la documentación presentada por los aspirantes de manera que a dos de ellos se le quitaban méritos en beneficio de un tercero que de esa forma se veía beneficiado. Él se quedó la documentación original y se observó la presunta manipulación cuando el presidente de la comisión evaluadora se la reclamó y comprobó que la que tenía el tribunal no coincidía plenamente con aquella..

La Audiencia no consideró probada la falsedad, pero sí el delito de infidelidad en la custodia de documentos del que ahora lo absuelve el TS al estimar el recurso del profesor y declarar que los hechos que constituirían esa figura delictiva tampoco han sido probados. La resolución también desestima el recurso de casación que presentó la UMU, que reiteró su solicitud de condena.

Esta causa se inició con la denuncia que la institución docente presentó en la fiscalía contra el acusado, al que también abrió un expediente sancionador.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos