Anulan una condena porque el juez instó a la acusada a que fuera sincera

EFEMURCIA

El Juzgado de Instrucción número 3 de Lorca deberá repetir el juicio que acabó con la condena de una mujer que fue denunciada como ocupante de una vivienda porque el juez, en varias ocasiones, utilizó la expresión «seamos sinceros», lo que, en apreciación de la Audiencia Provincial de Murcia, supone que tenía tomada una decisión antes de concluir la vista oral.

Así queda anulada la sentencia y ordena la celebración de un nuevo juicio, que deberá ser presidido por otro magistrado. La condena se concretó en el pago de una multa de 270 euros como autora de un delito leve de usurpación. La Sala expone que el acta videográfica del juicio ha permitido comprobar que «efectivamente, el magistrado se excedió en sus apreciaciones, manifestadas cuando se estaba practicando la prueba y aún no había concluido la vista». Y añade que «bajo la expresión 'seamos sinceros', que repite en varias ocasiones, no hace sino reflejar el haber tomado una decisión antes de concluir la vista».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos