Antonio Catalán: «Puigdemont es un perturbado y hace terrorismo político»

Antonio Catalán se dirige al director de 'La Verdad', Alberto Aguirre -de espaldas-, durante el coloquio posterior a la conferencia. / Javier Carrión / AGM

El presidente de AC Hotels asegura que «el día que a Murcia llegue el AVE la ocupación hotelera subirá un 20%»

JULIÁN MOLLEJO Murcia Viernes, 6 octubre 2017, 16:18

El Foro Nueva Murcia inició ayer su sexto curso de conferencias con la de una figura trascendental en el desarrollo hotelero y turístico de España de las últimas décadas: Antonio Catalán (Corella, Navarra, 1948), fundador de las cadenas hoteleras NH y AC.

Empresario hecho a sí mismo, Catalán ha pasado por todos las fases de la actividad emprendedora, por lo que habla con conocimiento de causa, y, además, lo hace con suma claridad y libertad, sin miedo a levantar ampollas.

Su charla versó sobre su experiencia empresarial, desde sus primeros pasos en la creación del grupo NH, hasta la posterior aventura con AC Hotels y su alianza con Marriot, el gigante mundial del sector.

«¿Hay que dialogar con los que incumplen la ley? Es como si el 23-F nos hubiéramos puesto a negociar con Tejero»

Gestión empresarial: «En nuestro negocio, la tecnología punta es el sentido común»

Potencial turístico regional «Murcia tiene clima, gastronomía y cultura, y necesita infraestructuras de forma urgente»

Internacionalización: «Los españoles tenemos cierto complejo, sobre todo por el idioma, pero somos más inteligentes de lo que pensamos»

Coyuntura turística: «La geopolítica nos está ayudando un montón y debemos aprovechar para mejorar el servicio y las instalaciones»

Prioridades «Si subes la calidad, el resultado que obtienes siempre es mayor que los costes»

Dio muestras de su franqueza al referirse al desafío independentista, por el que fue interpelado tanto por los periodistas antes de la conferencia, como por los asistentes en el coloquio posterior. «Cataluña no se puede ir de España, ni España puede estar sin Cataluña», dijo, pero se mostró «muy crítico» con la actuación en el 1-O del Gobierno de Mariano Rajoy, del que señaló que le «faltó inteligencia emocional».

«No había necesidad y era evitable el lío que se montó, porque de facto el referéndum estaba fuera de circuito. Yo les hubiera dejado con la butifarra, el bocadillo, y que hubieran hecho una fiesta. Y el lunes, cuando decidiesen que van a hacer la república, cogerlos y a la trena», comentó el empresario navarro.

«La gente de Cataluña que no es nacionalista está indignada», agregó. «Como español, no me gusta ver a mi país abriendo los telediarios de todo el mundo», en referencia a las cargas policiales del 1-O. «Yo soy el presidente del Gobierno y a la primera foto que veo, lo paro al minuto dos. Y al día siguiente, me cargo al ministro de Interior», afirmó el presidente de AC Hotels by Marriot.

«Todo se ha calentado y a la CUP le ha venido perfecto, porque, como dice mi amigo Zapatero, los de la CUP no son antisistema, son antiplanetarios», añadió Catalán.

El empresario tampoco se mostró muy favorable a una solución dialogada para el conflicto actual: «¿Con quién hay que dialogar, con los que incumplen la ley?», se preguntó. «Es como si el 23-F nos hubiéramos puesto a negociar con Tejero. Me parece imposible».

«El toro por los cuernos»

Catalán llegó a calificar de «perturbado» al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y de «terrorismo político» el proceder de los independentistas en las últimas semanas. «Hay que coger el toro por los cuernos y tomar decisiones, aunque ya sabemos que ese no es el punto fuerte de Rajoy», comentó.

Con respecto a los efectos de este conflicto sobre el turismo en Cataluña, el empresario aseguró que, hasta el momento, no se habían producido. «Barcelona es la quinta ciudad turística del mundo y la primera de España. Si no hay barricadas ni historias, a los turistas les importa muy poco -apuntó-. Al turista que va a Escocia, por ejemplo, le da igual que forme parte de Reino Unido o no».

En referencia a sus propios hoteles, informó de que «están absolutamente reventados, teniendo en cuenta que el 85% de nuestra clientela es internacional».

Varias de las cuestiones planteadas a Catalán por los asistentes tras la conferencia, formuladas por el director de 'La Verdad', Alberto Aguirre de Cárcer, fueron sobre el sector hotelero murciano y el potencial turístico de la Región.

El orador aludió a la escasez de la oferta hotelera en la Región y el limitado tamaño de sus establecimientos hoteleros, lo que le impide captar la atención de los grandes operadores turísticos. Por ello reivindicó una mayor colaboración en el sector. «Deberíamos unirmos para hacer frente a los tour operadores», señaló.

También se refirió a la carencia de infraestructuras. «Murcia tiene clima, grastronomía y cultura, pero necesita infraestructuras urgentes», razonó. E incluso fue más allá, cuando comentaba las posibilidades de beneficiarse de las salidas de fin de semana de los madrileños, al asegurar que «el día que haya aquí AVE, la ocupación hotelera subirá un 20%».

Subir al Machu Pichu

Sobre la tasa turística que aplican en la factura del hotel algunas comunidades, como Cataluña y Baleares, el empresario no se mostró contrario si se trata de destinos que soportan una fuerte demanda, pero sí que la descartó para otras zonas, como, por ejemplo, la Región de Murcia.

Catalán, que frisa ya los 70 años, habló con añoranza de los comienzos en el negocio hotelero, cuando abrió su primer establecimiento en Pamplona, junto a otros socios, inversión que amortizó en 24 meses.

Recordó los primeros pasos del grupo NH, y la apertura del hotel Amistad, en Murcia. «Llegar aquí entonces era como subir al Machu Pichu, porque no había ni siquiera autovía», apuntó sobre un problema que, a pesar de los años transcurridos, la Región sigue sufriendo ahora en otros frentes, como el ferroviario y aeroportuario.

Fue salpicando su singladura patronal con sentencias avaladas por la experiencia personal y que enriquecerían cualquier manual del buen empresario o sobre los secretos del negocio hotelero. «Cuando tienes más dinero es cuando cometes los mayores errores», señaló al referir las inversiones fallidas en que incurrió tras la liquidez que obtuvo con la entrada de un fondo de inversión en el grupo NH, el mismo al que, años más tarde, vendió su participación por unos cien millones de euros.

«Al día siguiente empezamos con AC», indicó. Sin embargo, la crisis truncó el despegue del nuevo grupo, pero también agudizó sus talentos. Una de las claves fue, rememoró, ajustarse a las nuevas necesidades de los clientes, porque «en nuestro negocio la tecnología punta es el sentido común». Otra, quizás la más relevante, fue asociarse con el grupo Marriot, lo que le aportó solidez y proyección internacional.

«La experiencia internacional es fundamental», manifestó, un campo en el que «los españoles tenemos cierto complejo, sobre todo por el idioma, pero somos mucho más inteligentes de lo que pensamos».

Sobre la coyuntura actual del sector en España, consideró que «hemos entrado en una burbuja que creo que va a durar, pero la geopolítica nos está ayudando un montón». A su juicio, la ocasión habría que aprovecharla para «mejorar la calidad de las instalaciones y el servicio».

Más

Secciones
Servicios