Alumnos de 400 centros se beneficiarán desde abril del plan de refuerzo escolar

La consejera Adela Martínez-Cachá, de espaldas, ayer, con directores de Primaria./Guillermo Carrión/ AGM
La consejera Adela Martínez-Cachá, de espaldas, ayer, con directores de Primaria. / Guillermo Carrión/ AGM

Profesores voluntarios impartirán las clases en horario vespertino y su trabajo se abonará como servicios extraordinarios

EPMURCIA

La Comunidad iniciará en abril el nuevo programa de refuerzo escolar, que se desarrollará en horario de tarde y hasta julio y del que se podrán beneficiar 7.000 alumnos de 400 centros educativos. La Región se convierte así en la segunda comunidad, tras Castilla y León, que presta refuerzo educativo incluso en meses de verano.

La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, mantuvo ayer un encuentro con alumnos de 4º de ESO, directores de centros de Primaria y representantes de la enseñanza concertada para explicar esta nueva medida, que puede ser solicitada por los centros hasta el 9 de marzo. La consejera indicó que este plan de refuerzo, al que se destina un millón de euros, permitirá «apoyar a los alumnos para que puedan promocionar de curso y combatirá de manera decidida el abandono escolar temprano».

La modalidad de refuerzo educativo en horario vespertino se desarrollará durante el último trimestre del curso actual y el primer trimestre del curso 2018-2019, a lo que se sumarán clases de refuerzo en julio. Los programas se centrarán las asignaturas troncales, con especial atención a Lengua Castellana, Literatura y a Matemáticas, en grupos de entre siete y quince alumnos.

«Es un plan ambicioso para mejorar la calidad de la enseñanza y supone una revolución educativa», asegura la consejera

Se ofrecerán clases por las tardes para alumnos de 6º de Primaria y 4º de la ESO. Éstos últimos también podrán asistir a ese programa en julio para preparar las pruebas extraordinarias y conseguir el título de Graduado en ESO. En total se ofertarán tres horas semanales en Primaria y cuatro en Secundaria para las asignaturas de Matemáticas, Lengua y Estudio Dirigido.

50 medidas

Los propios centros decidirán qué alumnos reciben esas clases, que serán impartidas por profesorado propio y que se ofrezca voluntariamente. Ese trabajo se remunerará como servicios extraordinarios. Si no hay docentes que quieran participar, la Comunidad contrataría profesorado interino para desarrollarlo.

La acción se enmarca en la Estrategia para el Éxito Educativo que se presentará próximamente, y que contempla más de 50 medidas para favorecer el éxito escolar, con un presupuesto de ocho millones.

«Supone una revolución educativa en la Región, un plan ambicioso para mejorar la calidad de la enseñanza incidiendo en los alumnos que necesitan reforzar alguna materia», subrayó Martínez-Cachá.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos