La Policía Local rescata a una yegua desnutrida y que vivía entre sus heces

'Gitana', en el cobertizo del que fue rescatada por la Policía Local. / P. L.

El propietario, de 30 años, está acusado de un supuesto delito de maltrato animal

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Para sobrevivir 'Gitana' tenía que salir de aquel cobertizo cutre construido con postes de hierro y techumbre de madera. «Es urgente sacar a la yegua del recinto donde se encuentra, dado que las condiciones de falta de higiene y la humedad están determinando la putrefacción del casco y puede sufrir una infección severa que, debido al padecimiento del cáncer, puede resultar fatal». Es lo que concluyó la veterinaria que reconoció a este equino, de raza española, antes de ser rescatado por la Policía Local de Alhama de Murcia.

Su propietario está siendo investigado -antes imputado- por un supuesto delito de maltrato animal. Todo ello gracias a que un vecino, desde su casa, se percató de que en el cobertizo de una finca había una yegua con un evidente deterioro físico y tomó fotografías que entregó a la Policía Local, alertando de que temía por la vida del animal.

El 27 de enero, una patrulla se personó en la finca, situada en el barrio de las Filipinas. Los agentes preguntaron al dueño, un hombre de 30 años, si podían entrar y, cuando este les dio permiso, no les gusto nada lo que vieron. «La yegua presentaba un lamentable estado de desnutrición, se le marcaban todas las costillas, los huesos de la cadera y presentaba una delgadez extrema», precisó ayer el oficial jefe de la Policía Local, José Alfonso Toral.

«Además, se observó que todo el suelo del refugio estaba lleno de excrementos húmedos del propio animal». Con tales indicios de maltrato y abandono, debido a que también se percataron de que escaseaba la comida y había deficientes condiciones higiénicas, los agentes se volvieron a personar en la finca el día 29 acompañados de una veterinaria que se ocupó de hacer un reconocimiento a 'Gitana'.

El diagnóstico fue demoledor: melanoma maligno, laminitis del casco y hormiguillo de la suela y tapa del casco. En las diligencias policiales, hicieron constar estas tres patologías severas, así como los resultados de la inspección que realizaron al cobertizo y la finca, y se las remitieron al Seprona de la Guardia Civil. El 6 de febrero, agentes de ambos cuerpos acudieron al barrio de las Filipinas a rescatar a 'Gitana' y trasladarla a una protectora donde se recupera de su delicado estado de salud. Su propietario será juzgado próximamente por un supuesto maltrato.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos