Las obras de mejora del parque de bomberos de Alhama cumplen un año de parón

Las instalaciones del parque de bomberos, cerradas y sin actividad./P. Espadas
Las instalaciones del parque de bomberos, cerradas y sin actividad. / P. Espadas

La Comunidad dice que quedan pendientes los trabajos de urbanización y confía en que estén acabados en verano

PACO ESPADASALHAMA DE MURCIA

Las obras de ampliación del parque de bomberos de Alhama-Totana cumplen un año paralizadas, a la espera de que se terminen los trabajos de urbanización. Las instalaciones prestan servicio a una población de 70.000 habitantes (repartidos en cuatro municipios: Alhama de Murcia, Totana, Aledo, Librilla y Fuente Alamo), y en la actualidad los efectivos se encuentran alojados en unas instalaciones provisionales alquiladas en el polígono industrial el Saladar de Totana.

Con una inversión de 193.000 euros, el edificio en construcción se encuentra junto a la carretera Nacional 340. Las obras consisten en la mejora de las instalaciones, así como la dotación de mejores medios y materiales. El parque de bomberos incluye un edificio de dependencias, sala de control despacho, cocina, baño y escalera para acceder a la parte superior, donde se localiza un vestidor, duchas, dormitorio y un gimnasio. Existe una nave de aparcamiento con cuatro salidas de intervención y un almacén taller. El edificio data del año 1992.

A día de hoy, en la puerta corredera que da acceso a las instalaciones cuelgan los restos de cartel que informaba del traslado de los efectivos por las obras. Los matorrales comienzan a apoderarse de los parterres de las instalaciones cerradas.

Los agentes, que atienden a cinco municipios, ocupan una nave alquilada en el polígono de Totana Ven insuficiente la plantilla y piden cinco efectivos por turno frente a los tres de ahora

Desde la Dirección General de Seguridad Ciudadana y Emergencias reconocen que aún está pendiente la ejecución de los trabajos de acabado y la urbanización de edificio. Tras ello, aseguran, se procederá al traslado del parque provisional al definitivo previo amueblamiento del edificio, y recuerdan que se prevé que las obras puedan estar finalizadas para el verano.

Eladio Baños, bombero del parque y representante sindical, sostiene que el proyecto inicial «se quedó corto, y hay que redactar uno nuevo». Mostró su inquietud por la falta de efectivos del parque: «Desde hace diez años estamos esperando que la dotación de efectivos humanos pase de tres, en la actualidad, a cinco bomberos por turno de veinticuatro horas». Según Baños, estaría demostrado en diferentes estudios que el personal mínimo es de cinco bomberos por turno.

La autovía y Sierra Espuña

El representante sindical indica que, además de los municipios de su área de influencia, también se encuentra dentro de su competencia una de las principales autovías de la Región, como es la A-7, un gran parque empresarial, el de Alhama de Murcia, y el Parque Natural de Sierra Espuña, «que hay que atender en caso de siniestro». «Es necesario disponer de un servicio de bomberos con un personal que garantice que en el caso de producirse daños, estos sean mínimos».

A la espera de que les entreguen sus renovadas instalaciones, la plantilla de 15 bomberos, más el oficial, seguirá en sus instalaciones provisionales de El Saladar. Continúan con sus turnos de veinticuatro horas con tres agentes. Según Baños, la plantilla se tendría que incrementar en otros diez agentes, «para ofrecer un servicio optimo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos