Una nueva línea acabará con los apagones en las zonas sur y oeste

Dos operarios vallan el perímetro del transformador eléctrico que tiene una estructura similar a una torre medieval.
Dos operarios vallan el perímetro del transformador eléctrico que tiene una estructura similar a una torre medieval. / P. Espadas
Alhama de Murcia

La mejora de la red permitirá «maniobras de realimentación» en casos de avería, según Iberdrola

PACO ESPADASAlhama de Murcia

Cada vez que llovía, toda la zona sur y oeste de Alhama de Murcia se quedaba a oscuras. La clave de los males de los vecinos era un viejo transformador, con una estructura parecida a una pequeña torre del medievo, y que Iberdrola está reformando. Las obras de la compañía en esta infraestructura eléctrica solucionarán una vieja demanda vecinal, ya que estos trabajos evitarán los cortes de suministro eléctrico prolongados cuando los fenómenos meteorológicos adversos sacuden el municipio.

Los trabajos permitirán instalar una nueva línea subterránea de media tensión, con una potencia de 20.000 voltios, que interconectará los centros de transformación del recinto ferial y el situado en la avenida Ginés Campos. También se acometerán obras de interconexión del centro de transformación situado en la urbanización de la calle Tomillo, con la línea aérea de media tensión que proporciona suministro al casco urbano por la parte trasera de la factoría ElPozo Alimentación.

Cables soterrados

Iberdrola afirma que «estas actuaciones permitirán maniobras de realimentación de suministro en caso de averías». Por otro lado, la compañía y el Ayuntamiento han firmado un convenio para realizar obras de mejora y adecuación del centro de transformación situado entre las calles Carlos III y Manuel Hernández Espadas. Los trabajos se prolongarán diez días y se instalará un transformador provisional. El objetivo es reducir la altura de la caseta de las instalaciones -unos 2,5 metros-, mejorar la estética y el servicio de la misma, así como eliminar todos los tendidos eléctricos aéreos, que serán soterrados.

Iberdrola afirma que «estas actuaciones permitirán maniobras de realimentación de suministro en caso de averías». Por otro lado, la compañía y el Ayuntamiento han firmado un convenio para realizar obras de mejora y adecuación del centro de transformación situado entre las calles Carlos III y Manuel Hernández Espadas. Los trabajos se prolongarán diez días y se instalará un transformador provisional. El objetivo es reducir la altura de la caseta de las instalaciones -unos 2,5 metros-, mejorar la estética y el servicio de la misma, así como eliminar todos los tendidos eléctricos aéreos, que serán soterrados.

Fotos

Vídeos