La modificación urbanística del parque de La Cubana dejará la localidad sin recinto ferial

Varios ciudadanos pasean y se relajan en el recinto del parque de La Cubana, en pleno centro de Alhama de Murcia. / P. E.

Los cambios del PGOU en este pulmón verde, de unos 30.000 metros cuadrados, suprimirá los viales actuales y el auditorio al aire libre

PACO ESPADASALHAMA DE MURCIA

El pulmón verde de Alhama de Murcia, un espacio de unos 30.000 metros cuadrados ubicado en el mismo centro de la localidad, va a sufrir una profunda transformación. Este espacio, en el que en la actualidad se sitúan el auditorio, el parque de La Cubana, la residencia de personas mayores, el local de la tercera edad, el recinto ferial, el edificio de Servicios Sociales y zonas de aparcamiento, está en proceso de modificación, tras aprobarse la iniciativa en sesión plenaria con los votos a favor del PSOE e IU, la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP.

Según el avance de la modificación número 9 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), los cambios anunciados se realizarían en dos fases, de las que la prioritaria y prevista para esta legislatura, la número dos, afectará al actual recinto ferial.

En la actualidad, esta zona alberga una enorme parcela de suelo en la que se instalan parte de los puestos del mercado semanal, las atracciones y carpas de las fiestas patronales de octubre, y que los vecinos utilizan como aparcamiento a diario. El terreno está asfaltado y delimitado por viales transitables, pero, con esta modificación, todo cambiaría: desaparecerán los actuales viales y el futuro espacio estará íntegramente destinado a zona de vegetación.

Según el edil de Urbanismo, Antonio José Caja, para aparcar los vecinos podrían utilizar terrenos colindantes, como aparcamientos disuasorios, aunque se estudiará la viabilidad de construir un aparcamiento subterráneo en ese área. Por su parte, el mercado semanal se ubicaría en las calles colindantes, mientras que, sobre el recinto ferial, Caja dijo que se tendrá que debatir su futura ubicación.

El avance de la modificación contempla una parcela de 420 metros cuadrados, situada junto a la residencia de personas mayores Virgen del Rosario, que se pondrá a disposición de la Comunidad Autónoma para la posible ampliación del centro. La Casa de Las Menas, edificio que alberga ahora Servicios Sociales, contará con 160 m2 más de superficie.

Al inicio de la presente legislatura, el alcalde alhameño, Diego Conesa, anunció que esas dependencias quedarían libres con el traslado de los servicios municipales, algo que aún no se ha realizado.

La primera corporación municipal democrática fue la que construyó en esta zona verde un auditorio al aire libre. En los primeros años, a finales de la década de los 80, era el centro social de la juventud. Por sus instalaciones pasaron grandes grupos del pop y rock nacional. Cine, teatro, folclore, muchos eventos albergó este área, que ahora tiene los días contados, ya que con esta modificación desaparecería la infraestructura. De momento, en octubre se derribarán sus gradas, por el mal estado que presentan según se desprende de las palabras del edil de Urbanismo. Pero su desaparición total, junto con el edificio que alberga el Centro de la Tercera Edad, llegaría cuando el Consistorio ubicara en ese mismo lugar el futuro centro termal que prometió el equipo de gobierno.

Las aguas termales están allí mismo y son propiedad municipal, pero, de momento, es una incógnita, ya que se da prioridad a la inversión privada, mediante un acuerdo para buscar empresas interesadas hasta 2018. En el caso de que sea la iniciativa privada la que ponga en marcha el centro termal, no se construiría en este lugar. Inicialmente, el regidor anunció que el balneario estaría junto a la residencia Virgen del Rosario, pero a raíz de unas jornadas participativas con universitarios de arquitectura, se decidió cambiar su ubicación a la que ocupa ahora el auditorio.

«Ubicando un centro termal en esta parcela, el edificio haría de separación y medianera con los edificios de la avenida Juan Carlos I», señala Antonio José Caja. En la actualidad, el uso del auditorio está muy limitado por una sentencia judicial que impide realizar allí grandes eventos. Este fallo llegó tras una denuncia de algunos vecinos de la zona. De momento, el proyecto solo cuenta con la aprobación inicial y estará en exposición pública durante un mes. Luego, tendrá que pasar de nuevo por el Pleno.

«Esto es solo la propuesta de modificación, un cambio de reserva de espacios. Ahora se abrirá un proceso nuevo para el diseño de todas las zonas verdes de los 30.000 m2 del céntrico espacio de Alhama», puntualiza el concejal de Urbanismo, y recuerda que, como mínimo, se necesitará un año para que esta modificación sea una realidad.

Fotos

Vídeos