Los Mayos estrenan la distinción de interés turístico nacional

Varias vecinas preparan los peleles que instalarán en las escenas de sus Mayos./P.E.
Varias vecinas preparan los peleles que instalarán en las escenas de sus Mayos. / P.E.

Colocan banderines en los lugares donde se plantan las escenas para facilitar la localización

PACO ESPADASALHAMA DE MURCIA

Las fiestas de Los Mayos, que celebran su 36 edición este fin de semana s, cuentan en esta ocasión con un aliciente muy especial, ya que estrenan la reciente declaración de interés turístico nacional. Por este motivo, desde el Ayuntamiento de Alhama se está preparando todo para que sean unos festejos muy especiales.

Se trata de una cita muy relacionada con las cosechas y la llegada de la primavera que se desarrolla el primer domingo de mayo, excepto cuando coincide con el día 1 del mes, que entonces se traslada al domingo siguiente, tal como ha sucedido en esta edición. Su origen se pierde en el tiempo y no hay referencias escritas conocidas hasta la década de los años 20 del siglo pasado. Incluso tras la Guerra Civil, y durante más de 40 años, desapareció por su aspecto crítico. Aunque fue en 1982 cuando el Pleno municipal acordó recuperarla. Así, desde 1990 es declarada de interés turístico regional y este mismo año ha conseguido la distinción nacional.

Los Mayos como tal consisten en peleles de trapo vestidos con ropas viejas y la cara pintada con rasgos humanos, que se colocan en plazas y jardines en lo que se denomina la 'plantada'. Tradicionalmente, los monigotes se colocan en el alba, con escenas costumbristas o satíricas, amaneciendo así la localidad con esos visitantes tan especiales. Además, este año se han puesto banderines en los lugares concretos donde se instalarán las escenas para facilitar su localización.

Desde el año 2016 la 'plantada' se realiza el sábado por la tarde para permitir que se puedan visitar durante todo el fin de semana. El Consistorio coloca seguridad privada porque en muchos casos la decoración incluye utensilios antiguos y valiosos.

Los peleles se confeccionan de tela, y como antaño se rellenan con paja, hojas, lana, trapos, entre otros materiales caseros, caracterizándolos con objetos e indumentarias modernas y contemporáneas, así como rodeados con aperos de otras épocas pasada. Por otra parte, los vecinos ponen especial cuidado en los rostros e indumentarias para caracterizar a los personajes de las escenas, confiriéndoles apariencia humana. Los personajes se expresan entre ellos mediante diálogos escritos en verso plasmados sobre las cartelas.

Premio a los mejores

Un jurado se dedica a visitar cada una de las escenas con los Mayos, otorgando premios a los tres mejores y distinciones en las categorías de crítico, original y tradicional. Además se ha introducido un premio especial para los centros escolares, dado que desde el Ayuntamiento se quiere primar el mantenimiento de la tradición.

En 1984 se incorporó a la fiesta la figura de los corremayos, personas de todas las edades, ataviados con trajes de arlequín con rombos multicolor que, con el alegre sonido de sus cascabeles, van recorriendo los Mayos, visitándolos uno por uno. Precisamente, esta noche tendrá lugar su desfile nocturno a todo ritmo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos