Culpable de asesinato el joven que degolló a una anciana en Alhama

Mario C. escucha el veredicto del jurado popular en la sala. / Guillermo Carrión / AGM

En su veredicto, el jurado popular considera a Mario C. autor también del robo en la vivienda junto con el otro acusado, al que no consideran responsable de la muerte de la octogenaria

EFEMURCIA

Un jurado popular ha declarado culpable del asesinato y robo de una anciana en su casa de Alhama de Murcia a Mario C., uno de los dos jóvenes juzgados por ello desde el pasado 10 de abril en la Audiencia Provincial de Murcia, y al segundo acusado, Juan Jesús M., solo del robo.

El veredicto dado a conocer hoy considera probado que los dos accedieron a la vivienda de la mujer, de 83 años, el 4 de abril de 2014, pero que solo el primero fue el autor de las dos puñaladas en el cuello que acabaron con su vida.

También se considera probado que una vez cometido el crimen se apoderó de tres anillos de la víctima y que una vez coincidió en prisión con el segundo acusado y le envió un mensaje amenazante por haberlo delatado.

Por mayoría de ocho votos a uno, el jurado se ha mostrado contrario a que se solicite para ellos un indulto.

Una vez conocido el veredicto, el fiscal del caso, Luis Arán, ha reiterado su solicitud de condena de 23 años y 6 meses de prisión por los delitos de asesinato, robo con violencia y contra la administración de justicia para uno y 4 años y 3 meses por el de robo para el otro.

La acusación particular de la familia de la víctima, que ha ejercido la letrada Remedios Martínez, ha solicitado para el principal acusado 20 años de cárcel por el asesinato y otros 5 por el robo, y para el otro acusado, otro lustro por el robo.

La defensora de Juan Jesús M., Rocío Espinosa, ha pedido la pena mínima, de 3 años y 6 meses de cárcel, y ha adelantado que en el momento procesal oportuno solicitará su suspensión.

La abogada de Mario C., María Pérez Ortega, ha reclamado la pena mínima.

Durante la lectura del veredicto, que ha sido seguida por familiares de los acusados y de la anciana, Mario C. ha permanecido cabizbajo en todo momento.

La sala del juicio, que a lo largo de la vista ha contado con dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía que custodiaban a Mario C,, ya que Juan Jesús M. se encontraba en libertad provisional, se ha visto reforzada hoy con otros seis agentes como medida de seguridad.

Fotos

Vídeos