Los bomberos sofocan los incendios declarados en dos viviendas y salvan a un gato

PACO ESPADASALHAMA DE MURCIA

Los agentes del turno de mañana del parque de bomberos de Alhama-Totana no se imaginaban la jornada tan ajetreada que les esperaba cuando ayer, a primera hora, se dirigían a realizar un simulacro de incendio en un colegio. En pleno montaje recibían el aviso de un incidente en la calle La Perdiz, en donde una sartén comenzó a arder en una cocina situada en el bajo de una vivienda, quemando todo el mobiliario de la estancia, aunque sin males mayores.

Sobre las dos del mediodía, entró otro aviso, en este caso un piso situado junto al instituto Miguel Hernández y Mercadona. El fuego arrasó el salón de la vivienda y parte de la misma. La dueña, junto con su hijo pequeño, se encontraba en el interior, pero salieron por su propio pie para dar la voz de alarma. La mujer fue atendida por un ataque de ansiedad.

Cuando las bomberos con sus dos camiones procedían a apagar el fuego de la vivienda, situada en el edificio María, uno de los agentes encontró en el interior un gato tirado en el suelo, «parecía muerto y al agarrarlo ha reaccionado», aseguró el bombero que lo sacó a la calle rápidamente. El animal, que se encontraba aturdido, fue atendido por su propietario y, posteriormente, trasladado a Cruz Roja para que le pusieran oxígeno. Según los agentes, la causa el incendio podría ser la combustión de una estufa de gas. Los vecinos del inmueble esperaron en la calle para poder acceder a sus casas, inundadas por el humo que cubrió todo el edificio. Al final de la mañana, los bomberos se encontraron sin oxígeno en sus botellas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos