«Nos ardía la garganta»

lex Pomar, saliendo del Hospital La Vega después de estar 24 horas en observación
lex Pomar, saliendo del Hospital La Vega después de estar 24 horas en observación / N. García / AGM
Alhama de Murcia

Los trabajadores intoxicados en una finca agrícola reciben el alta hospitalaria

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

Está en una sala del Hospital La Vega, donde aguarda, con gesto serio, a que le den el informe con el alta. Aunque por dentro se encuentra feliz, el ecuatoriano Stalin Sánchez no deja de pensar en la intoxicación que sufrió mientras trabajaba el pasado martes, junto a otros 22 compañeros, en una finca agrícola de Alhama de Murcia. «Todo fue muy rápido. Estábamos currando y, a las dos horas, empezamos a sentirnos mal. Se olía fatal y nos ardía la garganta. Algunos compañeros se desmayaron», relata Sánchez, aún asustado. «Lo peor de todo en esos momentos es pensar que tu familia se puede quedar sola».

Los 23 jornaleros que resultaron intoxicados, al ser alcanzados por una nube de productos fitosanitarios con los que se había fumigado una parcela próxima a donde ellos trabajaban, recibieron ayer el alta hospitalaria. Después de permanecer 24 horas en observación, los jornaleros abandonaron el hospital por su propio pie y fueron trasladados hasta la mutua. Marco Castillo, de 33 años, fue otro de los empleados afectados. «Eran las 8.40 horas. Estábamos podando parrales de uva y, de repente, empezamos a sentirnos fatal. De hecho, la intoxicación afectó a todos los trabajadores; a los 23 que somos», puntualiza Castillo. «El gran susto se lo han llevado nuestros familiares, que se enteraron de la noticia por los medios de comunicación», añade.

Álex Pomar fue otro de los atendidos en La Vega tras el suceso. «Me empecé a marear porque se olía algo raro. Avisamos a los jefes y llamaron rápidamente a Emergencias para que vinieran los médicos. La culpa fue de un vecino», asegura. «Los médicos nos han mandado reposo y mucho líquido. La verdad es que Agrifusa (empresa del Grupo Fuertes) se ha portado muy bien con nosotros». El trabajador hospitalizado en el Morales Meseguer también recibió ayer el alta médica.

¿Incapacidad reconocida?

La portavoz del Gobierno regional, Noelia Arroyo, reveló que el individuo que habría provocado la intoxicación podría haber incurrido en una «incompatibilidad» para la labor que estaba desempeñando y que supuso la fuga del agente tóxico, ya que tenía reconocida una «incapacidad total». Señaló que «la Guardia Civil ha abierto diligencias para saber exactamente lo que pasó y si se deriva algún tipo de responsabilidad penal o civil.

La Consejería va a elaborar un informe para elevarlo al Instituto de Seguridad Social y comprobar si el hombre presuntamente responsable del suceso incurrió en alguna «incompatibilidad» con el ejercicio de la actividad. «El incidente no responde a un accidente laboral, porque se trataba de un particular realizando tareas agrícolas. Habrá que averiguar si era incompatible con una incapacidad total que tenía ya reconocida», insistió Arroyo.

Fotos

Vídeos