Cae en Alhama una banda reclamada judicialmente desde Cataluña por presuntos robos con violencia

Los cuatro detenidos, esposados. / Policía Local Alhama de Murcia

Los cuatro detenidos protagonizaron una larga persecución policial durante la cual pusieron en peligro a varios viandantes

EFEMurcia

Agentes de la Policía Local de Alhama de Murcia han detenido a dos hombres y dos mujeres, de nacionalidad extranjera, que estaban reclamadas judicialmente desde Cataluña y que habían cometido un robo con violencia en esta localidad murciana, según fuentes municipales.

Los hechos ocurrieron el pasado martes por la tarde cuando unos agentes que realizaban tareas de prevención de seguridad ciudadana por las zonas del municipio con establecimientos comerciales abiertos al público, patrullando por la calle Postigos, en el centro de la ciudad, observaron un vehículo de gran cilindrada, de color negro, marca Audi modelo A4, con matrícula extranjera, que emprendía la huida por la calle Postigos.

Al mismo tiempo los agentes escucharon gritar a un vecino de Alhama, trabajador de un establecimiento comercial, asegurando que le habían robado un cordón de oro, tras lo que la patrulla inició la persecución del vehículo.

Ello motivó que el coche extranjero acelerase aún más y de manera brusca su velocidad, intentando eludir la patrulla policial que le perseguía, introduciéndose en la calle Tomás Moro, continuando por la Avenida Juan Carlos I, adelantando a varios vehículos que circulaban en dicha calle, infringiendo diversas normas de circulación, y poniendo en riesgo grave y peligro la vida o integridad de las personas que en ese momento se encontraban en la vía debido a las horas había gran afluencia de viandantes por las calles.

Desde el inicio de la persecución, la patrulla que iba tras ellos solicitó apoyo iniciando el Protocolo de cierre de las principales vías de escape para interceptar el vehículo y evitar su huida.

Tras una larga persecución policial tres patrullas lograron interceptar el vehículo en la avenida Ginés Campos, ya que en ese lugar habían cerrado la circulación al tráfico para que no tuviese escapatoria alguna.

Al acercarse los agentes al vehículo, observaron que se encontraba ocupado por un conductor varón, un copiloto y dos mujeres en la parte trasera, todos ellos de nacionalidad extranjera, siendo identificados, posteriormente, por los documentos que presentaban.

Durante esta intervención, otra patrulla se entrevistó con la víctima del robo, manifestando que una de las mujeres le había cogido los testículos con las manos y al agacharse le habían inmovilizado las manos, instante que la otra mujer aprovechó para tirarle con violencia del cordón de oro que portaba en el cuello, lo que le provocó un eritema en cuello y clavícula izquierda, y una contusión abdominal.

Con la colaboración de la Guardia Civil se realizó el cacheo a los ladrones, durante el cual una de las mujeres se introdujo las manos en el interior de su pantalón para extraer el cordón de oro que había sido robado con violencia a la víctima.

Una vez consultadas las bases de datos policiales, la policía observó que tanto el vehículo implicado como los autores estaban implicados en diferentes robos con fuerza en la localidad catalana de Lloret de Mar, llevando las investigaciones los Mossos de Escuadra, reseñados en Barcelona y estaban siendo buscados por este Cuerpo Policial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos