El alcalde ultima el Presupuesto con un superávit en las arcas de diez millones de euros

PACO ESPADASAlhama de Murcia

El Presupuesto municipal para este año se debatirá presumiblemente en el Pleno ordinario del próximo 30 de enero, aunque también podría ser presentado en una sesión extraordinaria a mediados del próximo mes, según advierte el alcalde de Alhama, Diego Conesa, entre cuyas competencias también se encuentra el área de Hacienda. Y lo más importante de las nuevas cuentas, tal como destacó, es que quedarán con un saldo positivo cercano a los 10 millones de euros, una vez se realicen todos los pagos ya previstos.

La previsión de ingresos y gastos será similar a los del pasado ejercicio, es decir, entre 21 y 22 millones de euros. «Hemos realizado un plan de choque para desjudicializar el Ayuntamiento, algo que considerábamos más que prioritario», aseguró Conesa, el cual señaló que este asunto está totalmente solucionado.

Sin grandes inversiones

«Hemos pagado 3,5 millones de euros en sentencias desfavorables anteriores al año 2015 y pagados todos los prestamos», puntualizó Conesa, quien además recordó que en el asunto de la plusvalías, con el acuerdo cerrado con el Banco Sabadell, el Consistorio devolverá cerca de 5 millones de euros a esta entidad, con un ahorro que rondará los 800.000 euros. «Con la aplicación de la conocida como 'Ley Montoro' no se pueden ejecutar grandes inversiones previstas hasta que no se realicen todos los trámites de las devoluciones de las plusvalías», esgrimió Conesa.

De esas grandes inversiones, subrayó una muy importante, «que no se ve», la de la modernización de la red de saneamiento, para la que se necesitan más de 20 millones de euros, estando pendiente la renovación del servicio de agua potable, que vence en un año, y del que se está realizando un estudio para decidir si se realizará un nuevo contrato o la gestión pasará a manos municipales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos