Aldesa no descarta abandonar la obra del AVE por la violencia contra sus empleados

Altercados el martes por la noche en las inmedaciones del paso a nivel de Santiago el Mayor. / Vicente Vicéns / AGM

La adjudicataria de la primera fase del soterramiento dice que nunca hubiera deseado «ese escenario» y que esto no le ocurre en ningún lugar del mundo

Manuel Madrid
MANUEL MADRIDMurcia

La empresa Aldesa, adjudicataria de la primera fase del soterramiento y de su ampliación para que abarque una longitud de 1.100 metros entre los pasos a nivel de Santiago el Mayor y Senda de los Garres, asegura que la contestación vecinal a las obras no se da en ningún otro lugar de España ni del mundo. 'La Verdad' informó ayer de que la compañía y sus subcontratistas están sufriendo pérdidas por retrasos y sabotajes, y que el administrador ferroviario Adif intenta por todos los medios que no abandone. En este sentido volvió a expresarse ayer el responsable de Obra Civil de Aldesa, Guillermo Rey, que indicó que no hay ningún escenario que se haya descartado: «Si esto sigue de forma reiterada, nos preocupa la seguridad de nuestros trabajadores». Además, deberán hacer frente a los «sobrecostes» que se están produciendo.

Rey tildó de «violencia» pura y dura la situación que han vivido en las últimas semanas en las que la tensión ha ido en aumento conforme se acercaban al epicentro de las movilizaciones, la zona del paso a nivel de Santiago el Mayor. «En este momento, hemos visto el peligro», aseguró en Onda Cero. «No son manifestaciones ni vandalismo, es violencia». Y en un contexto en que «las obras iban a buen ritmo», si bien se han visto frenadas de golpe por esta situación «de violencia» que se dio el martes, cuando varias decenas de exaltados desmontaron las pantallas antirruido y antivibraciones instaladas junto a la vía provisional y las lanzaron al interior del corredor ferroviario, quedando interrumpido el tráfico debido a «importantes destrozos».

«No son manifestaciones ni vandalismo, es violencia», dice el responsable de la obra civil, Guillermo Rey

«Miedo» de los empleados

La empresa solicita que se detenga esta espiral de «violencia» y nunca hubiera deseado «ese escenario», pues el responsable de las obras insiste en que quieren cumplir el contrato con Adif para ejecutar una actuación que «consiste, principalmente, en el soterramiento de las vías a la entrada a la ciudad de Murcia». Pero para ello es imprescindible que se construya una vía alternativa para desviar el tráfico ferroviario actual y para que llegue, temporalmente en superficie, el AVE. Los trabajadores reconocen sentir «miedo» debido a los ataques. La adjudicataria advierte que renunciar supondría alargar 'sine die' el soterramiento.

Una larga experiencia

Aldesa tiene una larga experiencia en la construcción de obra ferroviaria, ya que ha ejecutado más de 1.200 kilómetros de líneas de AVE en España y en otro países. Su intención es continuar con las obras en Murcia, pero necesita un entorno tranquilo y de seguridad y confía en que se resuelva pronto la situación, apuntó a esta Redacción un portavoz de la empresa. Cuenta con varias brigadas de trabajadores que viven el conflicto «con mucha inquietud», y dispone de un gran acopio de material para ejecutar el desvío provisional, remodelar la estación del Carmen y empezar la excavación para soterrar las vías en cuanto quede despejado el corredor actual.

Más

Fotos

Vídeos