Aldeguer considera «desafortunada» e «incongruente» la denuncia del Mar Menor

Manuel Aldeguer. /Guillermo Carrión / AGM
Manuel Aldeguer. / Guillermo Carrión / AGM

El excomisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura es uno de los más de 30 acusados por la Fiscalía por la contaminación del Mar Menor

EFE

El excomisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y actual director general de Agua de la Generalitat Valenciana, Manuel Aldeguer, consideró este viernes que la denuncia por la contaminación del Mar Menor es "desafortunada" e "incongruente", al responsabilizar a personas que ya no estaban en sus cargos cuando se produjo la mayor eclosión de contaminación, en 2013 y 2014.

Más

En declaraciones a los medios de comunicación previas a la reunión del Consejo de Administración de la CHS, Aldeguer criticó así la querella que hizo pública este jueves el fiscal superior de la Región de Murcia, José Luis Díaz Manzanera, en la que el dirigente valenciano es uno de los más de 30 acusados de cometer delitos contra el medio ambiente y de prevaricación en relación con la grave situación de la laguna litoral.

Aldeguer, que fue cesado como comisario de agua de la CHS en marzo de 2012, insistió en que "la degradación brutal del Mar Menor" y los principales episodios de eclosión de contaminación se produjeron en los veranos de 2013 y 2014, cuando ni él ni el resto de responsables de la CHS que aparecen en el escrito del fiscal estaban ya en sus cargos.

Sin embargo, dijo que se "echa en falta" en el escrito que se aporten datos sobre la contaminación de la laguna para explicar por qué los responsables de la confederación en esos años de máxima contaminación no aparecen en la querella.

"La degradación brutal del Mar Menor se produjo en los años 2013 y 2014, consecuencia de que en ese momento se han vertido cantidades importantes de nitratos y fosfatos. No es consecuencia de lo que se vertió hace 20 años, sino en los meses previos", subrayó, y consideró que la responsabilidad de esos vertidos para quienes ya no estaban en la CHS en esas fechas "es cero".

De lo contrario, dijo, "habrá que demostrar que la concentración de nitratos y fosfatos fue aumentando hasta el 2012, y luego ha ido disminuyendo", o bien que vertidos anteriores a 2013 "se quedaron durmiendo" y desembocaron en una fuerte contaminación años después.

Aldeguer opinó que "otra cuestión es si detrás de quien haya inspirado ese escrito está la idea de que como Corvera no funciona, lo que hay que hacer es convertir el Campo de Cartagena en una urbanización y se acabó, esa es otra cuestión distinta".

Asimismo, subrayó que la CHS no tiene "competencia en los vertido tierra-mar, sino que estos son competencia de las comunidades autónomas.

También opinó que cuando el fiscal se refiere a la contaminación de acuíferos obvia que "los pozos que están 40 metros por debajo del nivel del agua del mar Menor no pueden estar contaminando" la laguna salada.

En cuanto a los regadíos del Campo de Cartagena, insistió en que cuando se roturaron los terrenos hacia ese tipo de cultivos no se pusieron redes de avenimiento, lo que supone un "déficit estructural" para la zona que supone la generación de vertidos por arrastres siempre que hay lluvias.

"Lo que se imprescindible si se quiere resolver el problema es acometer infraestructuras" impulsadas desde el Gobierno central y, sin esas obras para evitar vertidos al mar Menor ni la comunidad autónoma podrá resolver este problema ni el Campo de Cartagena podrá sobrevivir, concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos