Tensión y más vigilancia policial en La Salud

Un coche patrulla, ayer, durante la concentración de padres en el colegio de la Salud. / J. Carrión / AGM

Los padres volverán a protestar el lunes si la Consejería no saca del colegio a las dos hijas de 'Los Madrileños' que pegaron a una monitora de La Asunción

Sábado, 11 noviembre 2017, 03:28

De alto voltaje era la conversación que mantenían ayer dos madres a las puertas del colegio Nuestra Señora de la Salud tras la llegada de la matriarca del clan de 'Los Madrileños', junto a sus dos hijas, después de haber sido reubicadas en este centro por apalear supuestamente, junto a su progenitora, a una monitora del servicio de comedor del colegio La Asunción. «¡Esa viene aquí a matar! Ella es gitana y yo soy paya, si ella viene con un cuchillo yo vendré con otro». Los ánimos estaban tan caldeados entre la comunidad educativa que, durante el primer día de clase de las menores del clan, se movilizó un dispositivo de tres policías nacionales y tres agentes locales solo para asegurar que no se producían incidentes a su llegada al colegio.

Tal despliegue no evitó que la calle quedase cortada al tráfico debido a la masiva afluencia a la protesta de madres y padres. «¡En el colegio no queremos violencia!», clamaba Pili mientras sujetaba a su hijo en brazos, alumno de Infantil. Pasados diez minutos de las nueve de la mañana, viendo que solo 54 de los 305 escolares habían entrado a clase, el director de La Salud salió fuera para advertir de que iba a cerrar las puertas del colegio. «¡Los niños son inocentes y se quedan con sus padres!», le gritó al director una madre.

«¡La consejera de Educación se tenía que llevar al clan a su casa!», clamó otra. A lo que el responsable del centro respondió pidiendo que se aplacasen los ánimos. «Dentro hay niños que están intentando ejercer su derecho de aprender, así que os ruego que no estéis gritando ni armando jaleo».

También explicó que en el colegio se estaba manteniendo una reunión con la directora general de Atención a la Diversidad y Calidad Educativa, Esperanza Moreno, y el concejal de Educación de Alcantarilla, Juan Manuel Gómez, para analizar la situación, y animó a que un grupo de padres entrase para trasladar su postura a la Consejería. La invitación fue aceptada y todas las partes mantuvieron una reunión durante dos horas. Entretanto, la protesta prosiguió en el exterior recogiendo firmas contra la decisión de Educación. «Vienen de una escuela donde la han liado y ahora vienen a hacer aquí lo mismo», explicaba Antonio, padre de dos alumnos, mientras plasmaba su firma en la campaña.

Una comisión técnica de la Consejería, tras la expulsión de las hijas de 'Los Madrileños' de La Asunción, ofreció al clan la posibilidad de solicitar tres centros. La primera opción fue Vistabella, pero no había plazas, por lo que se les asignó la segunda opción que pidieron, La Salud. Los padres, en la reunión con la directora general, expusieron que el lunes próximo sus hijos no volverán a entrar a clase y que no descartan organizar una manifestación si la Consejería no acepta sus propuestas. La primera consistiría en reubicar a las menores en otro colegio o centro especializado, y la segunda, que se separe a las hermanas, de forma que una siga en La Salud y otra sea escolarizada en otro centro.

Dos propuestas

Esperanza Moreno se comprometió a «estudiar» las propuestas, pero confirmó a 'La Verdad' que las hijas del clan seguirán en La Salud. «Hemos adquirido el compromiso de informar cada mes a los padres del proceso de integración de las menores», resaltó. «A petición del director, se ha dotado al centro de un docente más para dar apoyo a las nuevas alumnas en clase». Moreno añadió que el equipo de orientación educativa y psicopedagogía específico de convivencia escolar ha explicado a 'Los Madrileños' las normas del centro y que si se produce algún altercado verbal o físico, «se tomarán las medidas disciplinarias pertinentes».

Por su parte, el Ayuntamiento incrementará la presencia policial en las horas clave del colegio, como la entrada y salida de clase, así como en el recreo. Tales medidas tampoco contentaron a los padres que protestaban. Al término de la reunión, un grupo de madres se desplazó al Consistorio a entregar 170 firmas contra las escolarización de las hijas de 'Los Madrileños'.

Secciones
Servicios