El PP planteó pagar con fondos públicos la deuda de los enganches ilegales de luz

Ciudadanos y PSOE se negaron a apoyar la propuesta porque abonar con subvenciones una deuda de un hecho ilícito «sería como prevaricar»

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Pagar la factura de un enganche ilegal a la red eléctrica con dinero público. Es la propuesta que el PP, a través de la edil de Servicios Sociales, Francisca Terol, planteó a la oposición después de que Iberdrola cortase la luz a 84 de las 85 viviendas sociales de las calles Alegría e Ilusión de Alcantarilla, que llevaban dos años defraudando fluido eléctrico, por importe superior a 130.000 euros.

La compañía accedió a hacer una quita, reduciendo la factura a 60.000 euros, y la edil, en un documento al que ha accedido 'La Verdad', planteó que parte de esa deuda se abonase con una «subvención» de 25.000 euros. Terol apoyaba su propuesta en el decreto 249/2017 que aprobó el Gobierno regional para regular la concesión directa de ayudas a ayuntamientos y mancomunidades para paliar los efectos de la pobreza energética. El PP quería contar con el apoyo de la oposición y dar luz verde al pago en el Pleno extraordinario del pasado día 16. Sin embargo, Ciudadanos y PSOE se negaron porque «sería como prevaricar, porque se han enganchado ilegalmente a la luz».

Fuentes del partido naranja defienden que «esos 25.000 euros deben sacarse a través de una convocatoria pública de ayudas, porque en Alcantarilla hay muchas familias en situación de necesidad, pero no hacen sabotajes a la red eléctrica». De hecho, la propuesta de la edil obvia que se han enganchado a la red y solo expone que hay «una situación de emergencia social, sobrevenida por el hecho del corte del suministro eléctrico». Añade que la medida se adoptó para «garantizar la seguridad de las personas y bienes», pero no menciona que el riesgo se debía a la toma ilegal que hicieron los vecinos. En el apartado «de los motivos de concesión de la subvención» alude a la «imposibilidad de abordar individualmente cada familia el elevado pago» y recuerda que hay afectados 216 adultos y 114 menores.

Cs subraya que no quiere que 330 personas estén sin luz, pero cree que «los vecinos deberían pagar algo de la deuda, se trata de un problema que debe resolverse conforme a la legalidad». Este diario preguntó ayer a la alcaldía cuánto dinero se ha gastado el Ayuntamiento en arreglar la instalación eléctrica de los edificios, pero no hubo respuesta. La factura sigue sin pagarse al no haber acuerdo político y la red eléctrica de las viviendas sociales continúa sin regularizarse al no cobrar Iberdrola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos