Piden 56 años de cárcel a 'El Chino' por los asesinatos de Blue Diamond

Lugar del crimen. /I.S.
Lugar del crimen. / I.S.

El fiscal también reclama un año y seis meses de prisión para 'El Federo' por ocultar al supuesto pistolero en un piso del barrio de San José Obrero

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

«Furioso». Es el término que el Ministerio Público utiliza en su escrito de conclusiones provisionales para definir el estado de ánimo con el que Mariano 'El Chino' se fue de la discoteca Blue Diamond, tras ser expulsado por haber insultado al personal del local porque «no encontró que el servicio que le daban las camareras era el adecuado». El fiscal relata que solo tardó veinte minutos en desplazarse con su Mercedes y coger un revólver del calibre 38 para regresar al Polígono Oeste de Alcantarilla y abrir fuego contra al portero que le había echado: Carlos Jesús Montiel. También disparó al dueño de la sala, Jesús 'El Manco', y a su hijo, Juan David, que en ese momento estaban en la puerta, pero acabó matando a Pedro R. S., un cliente que se disponía a entrar a la Blue Diamond.

Por tales hechos, el fiscal pide a la Sección Segunda de la Audiencia Provincial que Mariano G. U., alias 'El Chino', permanezca entre rejas durante 56 años. Por cada uno de los dos supuestos delitos de asesinato de los que le acusa, pide 19 años de cárcel; otros 8 años por cada delito de asesinato en tentativa, esto es, por los disparos que realizó contra el dueño de la discoteca y su hijo, además de otros 2 años por tenencia ilícita de armas.

El escrito considera probado que aquella fría noche de noviembre de 2014, 'El Chino' estuvo de fiesta en la discoteca junto a familiares y amigos y que cuando fue expulsado se marchó «con intención de llevar a cabo las amenazas que anteriormente había estado profiriendo tanto al dueño del local como a su hijo y al vigilante de seguridad». Los tres le pidieron que parasen «el jaleo» y la respuesta que obtuvieron de Mariano 'El Chino' fue contundente: «Maricón, te vamos a rajar el cuello, sal fuera, te voy a matar».

El fiscal considera probado que después de ser expulsado volvió a la Blue Diamond, y que se bajó del coche ocultando en su espalda el revólver, sin que ni el portero ni el dueño del local ni su hijo, que estaban en la puerta, «esperasen el repentino ataque que contra su vida iban a sufrir». Tres balas acabaron con la vida de Carlos Jesús Montiel, un joven de 26 años, que esa noche trabajó por primera y última vez vigilando la puerta de la disco. Otras dos balas impactaron en Pedro, un cliente, «el cual, sin poder evitar el sorpresivo ataque del que fue víctima, cayó desplomado al suelo».

Jesús 'El Manco' y su hijo, Juan David, salvaron la vida «introduciéndose atropelladamente dentro del local». El supuesto pistolero, Mariano G. U., «se dio rápidamente a la fuga» con su Mercedes de alta gama. Por el camino, según el escrito, telefoneó al también procesado Federico M. T., alias 'El Federo', «a fin de recogerlo y que le ayudará a ocultarse tras los sucesos ocurridos».

'El Federo' seguía de fiesta en el A-7, otro local de copas del Polígono Oeste, donde se presentó 'El Chino'. «Allí lo recogió, montándose con él en el coche le contó lo sucedido y le mostró el arma con la que había efectuado los disparos y, con el fin de dar cobijo a Mariano y ayudarle a evitar las consecuencias de sus hechos, huyeron ambos del lugar hacia el domicilio que Federico M. usa en algunas ocasiones, sin ser este su vivienda habitual».

De camino al piso del barrio de San José Obrero, conocido como 'la Ciudad sin Ley', se deshicieron del arma. «Al llegar a la rotonda de acceso a la autovía A-7, con la salida al centro comercial E-Leclerc, Federico arrojó la pistola por la ventanilla del vehículo, en una zona de maleza que dificultaba su localización». El fiscal considera que 'El Federo' cometió un presunto delito de encubrimiento por el que le pide 1 año y 6 meses de prisión.

En el escrito de conclusiones, también establece que 'El Chino' indemnice con 76.690 euros a los padres del portero, Carlos Jesús Montiel; con otros 20.000 euros a la esposa del cliente tiroteado, Pedro R. S..; con 14.000 euros a Jesús 'El Manco' y su hijo, Juan David, «por los daños morales causados». También fija 300 euros para Noelia V. U., una camarera que sufrió un síndrome de estrés postraumático a causa de aquella truculenta noche que marcó a sangre y fuego a la discoteca Blue Diamond.

Fotos

Vídeos