La llegada de las hijas de 'Los Madrileños' deja casi vacías las aulas de La Salud

Manifestación del pasado mes de octubre por la agresión a una monitora. /Guillermo Carrión / AGM
Manifestación del pasado mes de octubre por la agresión a una monitora. / Guillermo Carrión / AGM

Los padres, que anuncian una manifestación, seguirán sin llevar a sus hijos a clase hasta que la Consejería cambie de centro a las menores

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

«Desértico». Es el término que emplean los padres para definir el panorama que presenta el colegio de La Salud desde que el viernes comenzaron a movilizarse contra la decisión de la Consejería de Educación de escolarizar en este centro, a las dos hijas del clan de 'Los Madrileños' que fueron expulsadas de La Asunción por apalear presuntamente, junto a su madre, una hermana embarazada y el novio de esta, a una monitora del servicio de comedor.

«Los niños no regresarán a clase mientras sigan en el colegio las niñas del clan», advirtió una de las madres ayer, en el tercer día de protestas, en el que solo entraron a clase 60 de un total de 305 escolares.

Las familias han acordado hacer más visible su malestar manifestándose el próximo día 27, a las 4 de la tarde, por las calles de Alcantarilla. La protesta saldrá de La Salud y llegará hasta el Ayuntamiento. Además, ayer entregaron a la Consejería un escrito asegurando que «tenemos miedo de que nuestros hijos sean agredidos por esas niñas o familiares de estas, nos sentimos inseguros de llevar a nuestros hijos al centro, por tanto, mientras no recibamos respuestas coherentes y seguras, nuestros hijos no van a ir al centro».

Educación pide el «máximo respeto» a la decisión de la comisión y recuerda que «hay menores implicadas»

Y añaden que «el colegio Nuestra Señora de la Salud no es el centro escolar más adecuado para niños con este tipo de conducta». En el escrito, las familias reclaman que las hijas del clan sean trasladadas a otro centro que «cuente con los medios necesarios para educarlas». Y si no es así, los padres solicitan que se les dé la oportunidad de cambiar a sus hijos de centro, «pero al de la elección familiar, tal y como se hizo con la familia de estas niñas a la que han dado a elegir colegios, en vez de reubicarlas en el más idóneo para ellas».

El Ampa también presentó un escrito a la Consejería reclamando la reubicación de las menores e informando de que las protestas proseguirán hasta que haya «una respuesta». En el escrito, el Ampa critica «el mal criterio» de la comisión de escolarización de la Consejería y el «malestar generado por una mala decisión».

Desde Educación reiteraron que «las niñas se van a mantener escolarizadas en La Salud» y reclamaron «el máximo respeto» a la decisión. «Se trata de un asunto en el que hay menores implicadas».

Fotos

Vídeos