La limpieza de cañas en el cauce de Las Zorreras comienza por el paraje del Agua Salá

LA VERDAD

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Miguel Ángel Rodenas, visitó ayer junto con el alcalde de Alcantarilla, Joaquín Buendía, las actuaciones de limpieza en la rambla de Las Zorreras, junto al acueducto de Los Arcos, Bien de Interés Cultural (BIC), que están siendo restaurado por la Junta de Hacendados de la Huerta.

Los trabajos se han iniciado junto al paraje del Agua Salá. Ródenas indicó que se trata de «favorecer la vista de todo este paraje que es muy visitado y darle valor, nuestra actuación consiste en la limpieza y corte de cañas que impedían su visión», en referencia al arco del acueducto, cuyo origen e sitúa alrededor del siglo XII, y que da soporte a esas tres acequias la Alquibla, Dava y el Turbedal, según informó el Ayuntamiento.

Buendía destacó la importancia de este patrimonio, «que forma parte de este enclave en torno al Museo de la Huerta, la ermita de la Virgen de la Salud y esa red de acequias que es única en la Región y que tiene su punto de conexión en Alcantarilla. Es un motivo de alegría que podamos recuperar y redescubrir este monumento que va a ser de gran interés a partir de ahora». Y añadió que «está recogido en una de las modificaciones del PGOU», relativa al entorno de protección histórico-artístico y paisajístico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos