Un juez decidirá si la designación de la directora del IES Sanje fue correcta

Uno de los aspirantes denuncia coincidencias entre el proyecto de la profesora y el del anterior director, aunque ella asegura ser la autora

A. B.

La elección de la nueva directora del IES Sanje ha acabado en los tribunales tras el recurso de uno de los aspirantes contra la actual directora, a quien acusa de haber presentado un proyecto que reproducía una parte sustancial de otro ya elaborado por un compañero en una convocatoria anterior.

Los hechos se remontan a mayo de 2014, cuando se convocó la plaza. Entonces se presentaron dos candidatos: Isabel S. M., quien ya ejercía como directora en funciones, y José C. T. Ambos realizaron, como establece la ley, sus proyectos de dirección. El primer problema surgió cuando José conoció su nota. Era un 4,98, lo que le impedía, por no haber superado el 5, pasar a la segunda fase, que era el concurso de méritos. El afectado, según mantiene, decidió recurrir hasta que un perito concluyó que la nota final tendría que haber sido más alta. Entretanto, la defensa del profesor solicitó el proyecto de la otra candidata. Y tras compararlo con el que en su día presentara el anterior director, descubrió diversas coincidencias. La convocatoria establecía, en su anexo III, que el proyecto «será en todo caso un documento original, es decir, no será reproducción en todo o en parte sustancia de otro preexistente».

Tras la denuncia de José C. T. ante la Consejería de Educación, la Inspección concluyó que en el proyecto de la directora se apreciaba un 39,6% de coincidencias con el de su antecesor en el cargo. El informe, según explicó la defensa de la profesora, establecía que «eran meras coincidencias que no afectaban al conjunto del proyecto». Y apuntan que el denunciante «también tiene coincidencias en su proyecto».

El proceso se inició cuando el docente recurrió la nota que le dieron a su candidatura

Además, advirtieron al juez de que la directora ya lo era en calidad de sustituta con el anterior equipo, donde también desempeñaba el cargo de jefa de estudios. Y, por tanto, fue la encargada junto al director de redactar el Plan General Anual (PGA), un documento que presenta una anticipación de lo que se va a hacer, fruto del análisis entre la evaluación del curso anterior, el estado actual de ese centro y su rendimiento.

Esa documentación, según la defensa, fue la que más tarde aportó a su proyecto pues, en realidad, es su autora. Mientras el proceso seguía su curso, el pasado 20 de marzo una orden de la Consejería estableció que cualquier copia de documentación aportada a estos proyectos implica la eliminación del candidato. Ahora habrá que determinar si, como mantiene José C. T., eso hizo la profesora. O solo se limitó a incluir sus propios textos a modo de cita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos