La Fiscalía investiga el mal estado del acueducto de Los Arcos en Alcantarilla

Escombros en la Rambla de las Zorreras.
Escombros en la Rambla de las Zorreras. / Huermur

Huermur señala que el Ministerio Fiscal aprecia posibles delitos en los trabajos que se están llevando a cabo en la Rambla de las Zorreras

LA VERDADMurcia

La Fiscalía de la Comunidad Autónoma de Murcia abrió diligencias de investigación penal al apreciar posibles indicios de delito en los trabajos que se están llevando a cabo en el acueducto de los Arcos en Alcantarilla, y en su estado de conservación, tras la denuncia de la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur).

Huermur puso en conocimiento del Seprona de la Guardia Civil lo que está sucediendo en el monumento alcantarillero sobre la Rambla de las Zorreras, alertando de posibles expolios de materiales que se están extrayendo del BIC, y de los posibles destrozos que se estaban produciendo por el uso de maquinaria pesada en el acueducto protegido, así como de la "chapuza" en general de los trabajos realizados, de los cuales el presidente de la Junta de Hacendados reconoció públicamente que se estaban realizando sin supervisión técnica.

Desde Huermur señalaron que "una vez más la falta de diligencia de la Consejería de Cultura ha producido la intervención de la Guardia Civil y de la Fiscalía para investigar la situación del patrimonio del valle del Segura". De esta forma, el presidente de Huermur, Sergio Pacheco, señaló que "llegados a este punto salta a la vista que en la Consejería de Cultura hay algo que no funciona, ¿Cuántas diligencias de investigación de la Fiscalía y visitas de la Guardia Civil necesitan en Cultura para aplicar la Ley y proteger el patrimonio de los murcianos?".

Asimismo, desde Huermur indicaron que ya son dos las investigaciones que tiene abiertas la Fiscalía en menos de dos meses, la destrucción del Azud de la Contraparada y los Arcos, algo que van a trasladar a los grupos de la Asamblea Regional para solicitar que comiencen a inspeccionar el trabajo de la Consejería de Cultura y su Dirección General de Bienes Culturales, porque "está claro que esto ya no es normal", afirmaron.

La asociación señala que llegará a las instancias necesarias para asegurar la conservación y protección del patrimonio cultural del valle del Segura y su huerta.

Fotos

Vídeos