El fiscal investiga el mal estado del acueducto de Los Arcos

Una de las imágenes del estado del acueducto de Los Arcos que se trasladaron al Seprona. /Huermur
Una de las imágenes del estado del acueducto de Los Arcos que se trasladaron al Seprona. / Huermur

Abre diligencias penales tras la denuncia de Huermur por su estado de conservación y los trabajos que se realizan

Zenón Guillén
ZENÓN GUILLÉNMurcia

La Fiscalía ha abierto diligencias de investigación penal tras la denuncia de la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur) por el mal estado del acueducto de Los Arcos en Alcantarilla, y los trabajos que se están realizando en el monumento declarado BIC en la actualidad.

Este colectivo solicitó hace semanas la presencia de la Guardia Civil ante la situación de riesgo de expolio y posibles irregularidades en los trabajos de restauración que se estaban ejecutando por parte de la Junta de Hacendados. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) del Instituto Armado remitió a la Fiscalía toda la información sobre los hechos denunciados por Huermur sobre este bien de interés, tal como publicó 'La Verdad' el pasado 2 de junio.

De hecho, la propia Junta de Hacendados, la Consejería de Cultura, la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y el Ayuntamiento de Alcantarilla estarían en el centro de la investigación de la Fiscalía al apreciarse «posibles indicios de delito en los trabajos que se están llevando a cabo», según informó ayer este colectivo en defensa del patrimonio.

«Expolio de materiales»

Desde Huermur pusieron en conocimiento de la Benemérita lo que está sucediendo en el monumento alcantarillero sobre la denominada rambla de las Zorreras, «alertando de posibles expolios de materiales que se están extrayendo del BIC, y de los posibles destrozos que se estaban produciendo por el uso de maquinaria pesada en el acueducto protegido», así como de la «chapuza» en general de los trabajos realizados, de los cuales «el presidente de la Junta de Hacendados reconoció públicamente que se estaban realizando sin supervisión técnica». Una circunstancia «que ahora investiga la Fiscalía, junto a un largo rosario de posibles irregularidades».

De la misma forma, la asociación indicó a la Guardia Civil la falta de seguridad para asegurar los restos que se están sacando del monumento, y que podrían ser objeto de expolio, especialmente durante las noches y fines de semana en los que la obra carece de operarios. No obstante, el presidente de los hacendados, Diego Frutos, ya advirtió a este periódico que «presentamos el proyecto de restauración a la Consejería de Cultura, que lo aprobó para llevarlo adelante, y eso es lo que estamos haciendo, sobre todo, tras las intensas lluvias de diciembre».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos