Expulsan a las hijas de 'Los Madrileños' por la agresión a la monitora del comedor escolar

La medida, adoptada por el director del colegio La Asunción, se mantendrá por un plazo máximo de un mes

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Las dos hijas del clan de 'Los Madrileños' no podrán poner un pie en el colegio La Asunción de Alcantarilla durante un periodo máximo de un mes. La decisión fue adoptada ayer por el director del centro después de que, el pasado lunes, las dos menores, alumnas de Primaria, junto a su madre, una hermana que se encuentra embarazada y el novio de esta, apaleasen, según la denuncia, a una monitora del servicio de comedor. «La expulsión del centro la realiza el director en base a su autonomía», confirmaron desde la Consejería de Educación.

Se trata de una «medida provisional» contra las dos hijas del clan, atendiendo al artículo 39 del Decreto 16/2016 que establece las normas de convivencia en los centros docentes no universitarios sostenidos con fondos públicos de la Comunidad Autónoma. Inspectores de Educación se desplazaron ayer al colegio para reunirse con el director y el encuentro concluyó con la apertura de un expediente disciplinario a las dos alumnas, al considerar la agresión una falta grave de conducta. «No asistirán al centro por un periodo máximo de 30 días, pero si a los 20 días el expediente queda resuelto se aplicará la medida correctora que proceda, que puede ser el cambio de centro o cualquier otra medida contemplada en el decreto de convivencia». Si finalmente no son trasladadas, cuando las menores regresen a clase en La Asunción volverán a disfrutar del servicio de comedor. Las niñas no acudieron ayer a clase, de forma que la expulsión será comunicada a los padres próximamente.

Peritaje psicológico

Marta, la monitora agredida, de 30 años, continúa de baja y la empresa de 'catering' ya ha contratado a un sustituto para prestar con normalidad el servicio.

La madre de la víctima avanza que va a pedir un peritaje psicológico de su hija. «Es incapaz de dormir dos horas seguidas a pesar de que va cargada de pastillas; esta familia ha ejercido una violencia brutal y desmedida contra mi hija. Las niñas también participaron en el linchamiento a Marta y queremos una orden de alejamiento». Y denuncia que, a causa de los tirones de pelo que recibió su hija durante la agresión, «le quitaron media melena».

Fotos

Vídeos