«Demostró su inconsciente y temerario desprecio por la vida»

La dureza del atestado policial fue clave para el ingreso en prisión del hombre que causó graves lesiones a su hija, de dos años, al colisionar contra otro coche cuando huía

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Sebastián tenía retirado siete meses el carné de conducir por perder todos sus puntos y no realizó el curso de sensibilización y reeducación vial, ni tampoco superó la prueba de la Jefatura Provincial de Tráfico. Lo suyo no era conducir respetando las normas. «Son constantes las persecuciones policiales de los agentes de la comisaría de Alcantarilla y de otros servicios de la Policía Local en las que se ha visto implicado el detenido Sebastián S. T.». Es lo que refleja el informe de la Policía Nacional elaborado tras arrestar a este vecino por causar un accidente de tráfico cuando huía de un control policial. A la postre, el atestado ha sido clave para que este joven de 23 años ingresara en prisión por primera vez tras sumar 23 detenciones.

El siniestro tuvo lugar el 9 de enero, cuando Sebastián, a bordo del coche de su expareja, y para evitar un control policial, condujo en sentido contrario por la carretera de La Ñora y se acabó empotrando de frente contra otro turismo, resultando herida su propia hija, de dos años.

La Policía Nacional no quería que se volviera a ir de rositas, tras pasar un par de noches en el calabozo, y en la diligencia, a la que ha tenido acceso 'La Verdad', alertaba al juez de que al volante del Hyundai Accent de su exmujer demostró «su inconsciente y temerario desprecio por la vida humana, que sin lugar a dudas seguirá ejerciendo como lo ha venido haciendo hasta la fecha, dado que las consecuencias jurídicas de sus actos no parecen tener una repercusión clara en su comportamiento».

De hecho, a sus espaldas llevaba robos con fuerza y violencia cometidos desde que era menor de edad -algunos, en Valencia-, ocupación de vivienda en Las Torres de Cotillas y la 'joya de la corona' de su currículum: «reincidencia en los delitos contra la seguridad del tráfico».

Valga como ejemplo que entre agosto y noviembre de 2017 fue arrestado cuatro veces por conducción temeraria y con pérdida del carné, circular sin seguro... y tenía pendientes dos órdenes de búsqueda y captura emitidas en los juzgados de Paterna y Valencia. Con semejante historial delictivo -«incrementado de forma notable» en los últimos meses de 2017-, la Policía Nacional advirtió en sus diligencias de que si Sebastián volvía a salir a la calle y reincidía se podría repetir un accidente como el ocurrido en Nochebuena, cuando un panadero falleció al ser embestido en la avenida Miguel Indurain con un Mercedes robado por cuatro jóvenes.

«Hechos que en caso de repetirse traerían gravísimas consecuencias para la ciudadanía de Alcantarilla, Murcia o de aquel lugar donde el detenido ejecute o intente ejecutar sus nuevas acciones delictivas, tal y como ocurrió recientemente en Murcia, cuando delincuentes huían de un control policial y, siendo perseguidos por policías, chocaron con otro vehículo, ocasionando la muerte a su conductor».

«No quería que me detuvieran»

Otra de las guindas de las diligencias señala que Sebastián, durante su huida con el Hyundai Accent, obligó a los coches con los que se cruzaba «a hacer una serie de maniobras para no impactar con el citado vehículo». Además, tras la colisión en la que su hija sufrió lesiones que le llevaron a recibir más de 60 puntos de sutura, se marchó sin auxiliar a la pequeña ni a su expareja. «Los actuantes pudieron observar cómo la puerta del piloto del Hyundai era abierta, saliendo del mismo a la carrera».

En su declaración ante el juez, el joven negó que huyese: «No es cierto que intentase darme a la fuga; fui a ver el estado de mi hija». Lo que sí tuvo que reconocer es que «no anclé la silla de la niña correctamente», de forma que cuando se produjo la colisión, la pequeña salió despedida.

También admitió que eludió el control porque tenía el carné retirado. «Conduje en dirección contraria porque no quería que me detuvieran (...) Está mal hecho». De bien poco sirvieron sus disculpas. El juez decretó su ingreso en prisión para «evitar la persistencia en el delito, incluso la privación de la vida a terceros».

El abogado pedirá la libertad del conductor

Jorge Novella, letrado de Sebastián S.T., avanzó ayer que pedirá al juez que su cliente salga en libertad provisional porque «solo fue un delito de lesiones por imprudencia y la prisión es un poco excesiva». Recordó que la hija de su cliente «está fuera de peligro» y subrayó que Sebastián no trató de escapar cuando chocó con otro coche. «Se aseguró de que su hija estaba bien y luego huyó asustado por la presencia policial». También indicó que recurrirá el delito de atentado contra agente de la autoridad que se le imputa por lesionar supuestamente a un policía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos