Comienza la restauración del puente de Las Pilas y el acueducto de la Noria

Varios trabajadores consolidan la zona del la Rueda de Alcantarilla, donde se va a recuperar parte del acueducto./Vicente Vicéns / AGM
Varios trabajadores consolidan la zona del la Rueda de Alcantarilla, donde se va a recuperar parte del acueducto. / Vicente Vicéns / AGM

La Junta de Hacendados inicia los trabajos de rehabilitación que desde hace años reclama la Asociación Legado

Antonio Botías
ANTONIO BOTÍASMurcia

Dos años. Ese es el tiempo que ha tardado la Asociación Histórico Cultural Legado en conseguir que arranque la ansiada restauración del puente romano de las Pilas después de que también lograra que fuese catalogado por su relevancia cultural. De hecho, algunos autores señalan que allí está el origen del topónimo de Alcantarilla, que significa 'puente'.

Desde Legado, como anunció en su día Alejo García, responsable de Arqueología de la institución, presentaron diversos escritos para que se inspecciona el puente por parte de técnicos del Servicio de Patrimonio Histórico, además de mantener algunas reuniones con la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Alcantarilla. Dos años más tarde, la Junta de Hacendados acomete ahora la rehabilitación de este importante enclave histórico tras recibir una subvención de la Comunidad. La intervención, que ya se está desarrollando, comprende la restauración de los elementos arquitectónicos del puente (pilas, paramentos, bóveda, tablero de calzada y pretiles), así como limpieza y restauración de los elementos arquitectónicos del conjunto. Además, la restauración incluye el acondicionamiento del entorno próximo, dotando al conjunto de las mínimas condiciones de accesibilidad y mejora estética.

La actuación en la Noria y su acueducto se produjo después de que se constatara que existen más de cinco metros hundidos de la estructura de este último, según diversos estudios. Su recuperación aportará un nuevo aliciente al enclave histórico, que podrá entenderse en un contexto mejorado.

El puente de Las Pilas, por otro lado, se encuentra cerrado al paso rodado y de personas. Se ubica sobre la acequia mayor Alquibla o de Barreras, al Este del actual núcleo urbano y junto al primitivo emplazamiento de la alquería musulmana de Qantarat Askaba y la antigua población de Alcantarilla, destruida y trasladada con motivo de las sucesivas inundaciones. Fue declarado Bien Catalogado por su relevancia cultural por resolución de la Dirección General de Bienes Culturales de fecha 3 de noviembre de 2016.

Una dilatada historia

La Noria o Rueda y acueducto están emplazados sobre la misma acequia, que tiene su toma en el Azud Mayor de la Contraparada, en la margen derecha del río Segura. En 1451 se otorgó por el Concejo de la ciudad de Murcia instalar una noria a continuación de la toma de la acequia del Turbedal, donde se emplaza en la actualidad.

De influencia medieval, la noria inicialmente estaría construida en madera. Existen datos de continuas reformas en los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX y, fundamentalmente, la reforma de mediados del siglo XX, cuando la antigua infraestructura de madera se sustituye por otra metálica, la actual, con predominio de elementos estructurales radiales sobre los concéntricos. Tiene la consideración de Bien de Interés Cultural (BIC) desde el 30 de julio de 1982.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos