El Ayuntamiento de Alcantarilla anuncia que liquida el actual contrato del servicio de limpieza viaria

Limpieza de una fuente en Alcantarilla. /G. Carrión / AGM
Limpieza de una fuente en Alcantarilla. / G. Carrión / AGM

La decisión ha sido adoptada después de que dos sentancias declararan la nulidad del concurso que promovió el equipo de gobierno del PP

Jorge García Badía
JORGE GARCÍA BADÍAMurcia

Primero se lo dijo el Tribunal de Recursos Contractuales y después el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). El Ayuntamiento de Alcantarilla no ha tenido más remedio que anunciar este miércoles que ha iniciado la liquidación del actual contrato del servicio de limpieza viaria, recogida de basura y mantenimiento de parques y jardines. Tanto el Tribunal de Recursos Contractuales como el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) habían coincidido en declarar la «nulidad» del proceso de adjudicación del servicio que llevó a cabo el anterior equipo de gobierno del popular Lázaro Mellado.

El dictamen del Tribunal de Recursos Contractuales, emitido en abril de 2015, reprochaba «vicios sustanciales» en el pliego elaborado por el Ayuntamiento, «cuya tramitación se ha iniciado mediante una convocatoria que adolece de un defecto esencial cual es la falta de la publicidad indispensable». En concreto, el tribunal recordaba que «la licitación debió haberse publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea». El Consistorio y la UTE adjudicataria recurrieron ese dictamen, pero en julio de 2017, el TSJ emitió un fallo en el que afirmaba que «comparte el criterio» del otro tribunal, que detectó «vicios sustanciales» en el pliego que adjudicó el servicio por diez años y 2,6 millones anuales.

A pesar de los dos fallos que instaban a volver a sacar a concurso el servicio, la UTE presentó un recurso de casación ante el Tribunal Supremo que también ha sido desestimado, de forma que el Consistorio no ha tenido más remedio que liquidar el contrato después de dos años y once meses de batalla judicial. Se da la circunstancia de que el alcalde, Joaquín Buendía, firmó el contrato con la adjudicataria el 30 de junio de 2015, a pesar de que el Tribunal de Recursos Contractuales ya había declarado la nulidad del proceso. En una nota de prensa difundida hoy, el Ayuntamiento justifica esa decisión porque "en junio de 2015 se firmó este contrato tras contar con una resolución del Tribunal Superior de Justicia que anulaba de forma provisional la suspensión del mismo". Los distintos fallos han venido dando la razón al PSOE que fue el que alertó desde un primer momento de las irregularidades y promovió el proceso en el Tribunal de Recursos Contractuales.

El comunicado confirma que "este contrato es el que ahora se dará por finalizado al declararse la firmeza de la anulación de la adjudicación que se hizo a inicios de 2015". Y añade que "el Ayuntamiento pone en marcha la liquidación del actual contrato y el procedimiento de aprobación de los pliegos técnicos y administrativos en los que se basará la licitación del nuevo contrato". Sin embargo, no aclara si la liquidación supondrá algún coste a las arcas municipales, cuánto tiempo tardará en licitarse el nuevo contrato y cómo se prestará el servicio desde la liquidación del contrato hasta la nueva adjudicación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos